C's propone que 22 calles de Logroño sean carriles para ciclistas a 30 km/h

C's propone que 22 calles de Logroño sean carriles para ciclistas a 30 km/h

San Martínpretende "recuperar el espacio urbano por parte del peatón y ciclista, además de mejorar la seguridad vial y disminuir la contaminación"

LA RIOJA

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos (C's) de Logroño, Julián San Martín, ha propuesto hoy que 22 calles de la ciudad e conviertan, "a modo de ejemplo e inicialmente", en carriles ciclistas con limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora (CC30), compatibles con los vehículos.

San Martín ha presentado, en una rueda informativa que recoge Efe, esta moción que defenderá en el pleno municipal del próximo día once, con el objetivo de "recuperar el espacio urbano por parte del peatón y ciclista, además de mejorar la seguridad vial y disminuir la contaminación".

Calles propuestas

Entre las calles que ha solicitado que se transformen en carriles CC30, ha mencionado las ubicadas en el entorno de Gonzalo de Berceo y Marqués de Murrieta, como Carmen Medrano, Rey Pastor y Santa Justa; en la zona centro, como Huesca, Pérez Galdós, Chile y República Argentina; y junto a la Universidad, como San Millán, Luis de Ulloa y Avenida de La Paz.

Estas calles, ha precisado, deberán incluir señalización horizontal y vertical y medidas que ayuden a hacer efectiva la limitación de velocidad, como bandas de frenado que respete a las bicicletas.

También ha planteado que los carriles CC30 dispongan de protecciones flexibles para la entrada en el carril derecho, sin que lleguen a ser carriles segregados, ya que debe ser "compatible el uso del vehículo con el del ciclista".

El objetivo fundamental de esta medida, ha destacado, es "reducir la velocidad del vehículo y fomentar su existencia con la bicicleta", además de "recuperar el espacio urbano para los peatones y potenciar el uso de la bicicleta", por lo que, en las calles de doble carril, "la velocidad del derecho debería estar limitada a 30 kilómetros por hora". De esta forma, ha señalado que se muestra "la jerarquía de prioridades para Logroño": primero los peatones, en segundo lugar el transporte urbano, después los ciclistas y, por último, los vehículos a motor, para lograr una "ciudad moderna".

Para él, esta propuesta "unifica" las medidas de las zonas pacificadas establecidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), con la creación de un itinerario ciclista que permita cruzar Logroño. Este es "el nuevo concepto de movilidad ciclista", ha asegurado, que incorpora las calles pacificadas con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora y traslada al ciclista a la calzada, en lugar de crear de carriles bicis en las aceras, que suponen "obras costosas, con carriles segregados que quitan espacio a los peatones".

El año pasado, ha recordado, el Ayuntamiento aprobó en pleno la moción de su grupo para que Avenida de Lobete cuente con un carril ciclista a 30 kilómetros hora, similar al de Gran Vía, por lo que "este año se debe ejecutar esa moción". Ha declarado que los ciclistas dispondrán de un carril para poder llegar desde la Escuela de Idiomas hasta el Cubo a través de las calles Gonzalo de Berceo, Gran Vía y Lobete.

El objetivo, ha subrayado, es "sacar las bicicletas de las aceras para que circulen por la calzada, por seguridad, a excepción de los menores de 14 años que deberán ir acompañados por una persona mayor". "Esta medida "no solo es una cuestión de movilidad, sino también de seguridad", según San Martín, ya que un vehículo que circula a 30 kilómetros por hora, el riesgo que tiene, en caso de accidente, de hacer daño a un peatón, es de un cinco por ciento, mientras que "a más velocidad, este porcentaje se eleva considerablemente".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos