La Policía Local cubrirá dos plazas de comisario y una de inspector e incorporará siete agentes

La Mesa General de Negociación abordará la semana que viene las reclamaciones del grueso de la plantilla, incluyendo el «conflicto sindical» por las horas extra policiales

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

El Ayuntamiento de Logroño cubrirá dos plazas de comisario, una de inspector e incorporará siete nuevos agentes en el plazo aproximado de un año. De ello informó ayer el portavoz del equipo de Gobierno municipal y concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sáinz, quien anunció la convocatoria «con carácter inmediato» para cubrir la plaza de comisario vacante -que ocupase el recientemente fallecido César Velasco- mediante concurso-oposición y adelantó que la segunda plaza de comisario «será convocada de la misma manera tan pronto como se jubile su actual adjudicatario» -en relación a Francisco Arasa-.

El anuncio de ambas convocatorias, a las que se unirá «previsiblemente» la plaza de inspector vacante desde la polémica oposición «que quedó desierta» -y a la que optó el anterior director general de Interior, Antonio Camacho-, coincide con la publicación en el BOR de la convocatoria de siete plazas de nuevos agentes, «incluidas en la unificada de plazas para toda la Comunidad Autónoma que gestiona el Gobierno de La Rioja».

«Nuestro interés es reforzar lo más posible la plantilla dentro de lo que nos permite la Ley que estos años ha sido muy restrictiva en las contrataciones públicas de personal», explicó Sáinz, quien compareció acompañado por la concejala de Hacienda y Administración Pública, Mar San Martín.

«Son buenas noticias, se produce la consolidación de la jefatura de la Policía Local y hay plazas de nuevo ingreso, como ayer reivindicaron algunos sindicatos como la panacea para no hacer más horas extra», concluyó Sáinz. Nuevas noticias fueron también las que hizo llegar San Martín avanzando que para la próxima semana ya ha sido convocada la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento de Logroño, «en la que se abordarán diferentes cuestiones con la totalidad de la plantilla, y en la que por tanto se estudiarán las reivindicaciones de la Policía Local».

San Martín, como ya hiciese Sáinz, redujo el problema surgido con la Policía Local a un «conflicto sindical» y de «retribuciones económicas» porque «de haber aceptado sus condiciones cuando denunciaron el último acuerdo de horas extra ahora no habría ningún desencuentro».

La concejala recordó que el sistema de horas extra está vigente «desde hace años», datando el último acuerdo del 2008-2009 y con renovaciones cada tres o cuatro años. «Los planteamientos de incremento salarial, tal y como se están exponiendo, no podemos atenderlos porque estamos sometidos al margen que nos concede la Ley y, además y aún más importante, estamos hablando de dinero público», sentenció.

Más

Fotos

Vídeos