Los planes que quedaron en nada (de momento)

Los planes que quedaron en nada (de momento)Gráfico
Jonathan Herreros

Yacimientos arqueológicos, museo egipcio, parador nacional... Todo eso y más se pensó para Logroño | Hubo presupuestos y proyectos para más puentes, más parkings, otras carreteras... Éstas son algunas cosas que quedaron por el camino

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

En muchos de los casos, fueron páginas y páginas, a veces años, y finalmente de estos proyectos nunca más se supo. Algunos aún volverán a primera línea. Por ejemplo, el quinto puente en la prolongación de la calle San Millán sigue estando en el Plan de Infraestructuras como pendiente de estudios previos. Es que este quinto puente llegó a tener proyecto, uno firmado por el autor de la pasarela de La Cava, y que iba a suponer 10,7 millones. Y cómo no se va a volver a hablar de la ronda perimetral, la carretera que circunvale la ciudad. También algunas de sus partes aparecen en el Plan de Infraestructuras en vigor. O de la línea circular de transporte urbano, que ya se pedía hace tres lustros. Algún día será.

Más

Hubo proyectos de lo más ambiciosos. Tal fue el caso del parque digital, al sur, junto a Las Tejeras y Pradoviejo. Se hablaba de 250 millones de euros. Tanto iba a cundir que el Ayuntamiento presupuestó varios años ingresos por el mismo de 20 millones de euros. La obra se adjudicó en 2007, pero no se movió una piedra. Aún los hay que reclaman que se reactive.

La ecociudad en el Monte del Corvo, con bloques de once alturas e incluso un teleférico, levantó muchas ampollas. Fue una batalla entre compañeros políticos y entre instituciones de primer orden. Finalizó con una sentencia del Supremo en 2012 que anulaba los acuerdos en los que el Gobierno regional basaba la actuación. Luego vino la lucha por las indemnizaciones.

Teleférico tenía también el plan que se ideó para el Monte Cantabria. Ascensor semiabierto, lo llamaban. Edificio museístico, anfiteatro con cafetería, plan arqueológico y nueva vegetación. 22 millones. Al final, nada.

No muy lejos, en el polígono Las Cañas, iba a haber un centro del transporte de campeonato. De 66 millones y de 1,7 millones de metros cuadrados. Talleres de mantenimiento, de reparación, de chapa, pero también un hotel, restaurante, supermercado, edificio de servicios administrativos... Iba a estar a todo confort. Pero no está.

Como tampoco está Valparaiso, un polígono industrial situado entre Las Cañas y El Corvo que iba a ir después de Las Cañas, pero, claro, con éste último casi vacío... Y allí también se llegó a plantear otra 'ciudad', en este caso, para la práctica del motocross.

Se trabajó también en una pasarela peatonal que uniera la zona Oeste de la ciudad con Las Norias. Hasta cinco millones se iban a emplear. El proyecto se adjudicó en 2008. Ahora, el Plan de Infraestructuras coloca la pasarela entre 2022 y 2023.

Valbuena tuvo un plan director allá por 2004. El documento, que quería una inversión de 66 millones en 9 años, deprimía la plaza de El Revellín e incluía tres aparcamientos con 1.260 plazas. La calle Norte iba a tener un nuevo trazado subterráneo para 'configurar flujos peatonales que unan los enclaves arqueológicos y conecten con el parque del Ebro'. Fue urbanismo-ficción. Aunque la idea de llevar por abajo el tráfico de la calle Norte sobrevivió y años después hubo un proyecto que sólo incluía esa parte y que tampoco se ha hecho.

En un enclave próximo, en el Casco Antiguo de la ciudad, se manejaron otras iniciativas, algunas ciertamente curiosas, como el Museo Egipcio, que llegó a tener ubicación junto al Casino, pero que finalmente se hundió y ahora esas casas tienen otra función. Hasta se anunciaba el apoyo de la Unesco a la iniciativa.

Muy cerca, junto a La Reja Dorada se planteó la posibilidad de un parador nacional. Dos gobiernos, uno de cada signo, realizaron gestiones. Al parecer, no había sitio suficiente.

Y también en un lugar próximo llegó a planear el arquitecto Álvaro Siza un aparcamiento en altura para la zona de la Villanueva. La idea no sobrevivió mucho tiempo, como tampoco buena parte de las propuestas para la zona que planteó. Algún día se actuará en la Villanueva. No dejan de anunciar la próxima urbanización de las calles pero no se contrata. Los vecinos están esperando.

Los cien minipisos para estudiantes junto al IES Comercio tenía que licitarlos la Universidad de La Rioja en suelo cedido por el Consistorio. Con 35 metros cuadrados, se iban a alquilar a 100 euros al mes. La finca sigue vacía, pese a que luego se sacó a concurso sin éxito.

Y tampoco ha podido Varea estrenar acceso nuevo. Hubo anteproyecto y se preveía una inversión de 1,5 millones. El acceso al barrio y a La Portalada sigue pasando por unos giros de lo más peligrosos.

En esta lista podrían incluirse los distintos proyectos que ha habido para la plaza de La Paz, la reforma de Vara de Rey con rotondita en el cruce con Pío XII... Y otros tantos cuya materialización, de momento, es imposible vislumbrar. Y aún, el día que se hagan, precisarán otros proyectos distintos.

Fotos

Vídeos