El Plan General dibujará un Logroño con nuevas zonas verdes, menos coches y más calidad de vida

La revisión del PGM recuperará la propuesta del 2007, aparcada bajo el mandato de Tomás Santos, y la reorientará con la perspectiva actual

ÁFRICA AZCONA LOGROÑO.

Menos coches y más zonas de ocio en un entorno urbano con mejores accesos a los parques: así será el Logroño de la próxima década. El nuevo PGM, el instrumento que planifica los desarrollos urbanos, está de camino y en él las ambiciosas pretensiones urbanísticas del pasado darán paso a «un nuevo modelo de ciudad más amable, más paseable y con mayor calidad de vida para los ciudadanos». Con una población estabilizada y en un escenario «sin crisis», el concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, señaló ayer que es el momento de diseñar servicios, potenciar las zonas verdes e invertir en lo que ya hay. El edil trazó las líneas de lo que tiene que ser el Logroño del futuro ante la próxima revisión y aprobación de un renovado Plan General Municipal (PGM), que deberá estar aprobado a final de esta legislatura para ejecutarse en la siguiente.

Será un documento cuya vigencia será muy amplia en el tiempo, «alrededor de 15 o 20 años», y que permitirá iniciar un periodo en el «que tendremos la ocasión de corregir errores del pasado, buscando la prioridad y las necesidades reales». Por ello, consideró la necesidad de «dibujar» un modelo consensuado en el que «todos estemos conformes, con acuerdos mayoritarios en las cuestiones fundamentales». Con este objetivo, avanzó que en septiembre se detallará un calendario de trabajo «entre los Grupos municipales y otros grupos de interés como las asociaciones de vecinos, de empresarios o sindicales». El edil explicó que se va a recuperar la propuesta que se contrató en el 2007 y fue suspendida en el 2010 bajo el mandato de Tomás Santos «en un momento de cambios e incertidumbres provocados por la crisis económica. El objetivo es trabajar en aquel primer documento dándole una nueva perspectiva y asumiendo los nuevos desarrollos. «Cuando se planteó el soterramiento del tren era algo que sólo estaba en la mente de los técnicos», señaló a modo de ejemplo.

ALGUNAS CLAVES

uConexión con los parques
El nuevo modelo busca un mayor disfrute de los espacios naturales de la ciudad (no sólo La Grajera) con más conexiones.
uMenos coches
Creación de infraestructuras que conviertan la bicicleta y el bus en principales medios de transporte.
uIntegración de barrios
Se busca mayor permeabilidad de comunicación de algunos entornos como el de Lobete y Cascajos.
uFerrocarril
Está previsto estudiar la incidencia de la nueva infraestructura del ferrocarril «porque es necesaria integrarla en nuestros barrios», según el edil.

El contrato para la revisión del Plan General Municipal se adjudicó a la empresa Ezquiaga, Arquitectura, Sociedad y Territorio por 660.00 euros, un importe del que ya se ha abonado el 85 por ciento. Con la cantidad que aún queda por liquidar, una vez aprobado el contrato por la Junta de Gobierno Local en las próximas semanas, el estudio retomará la revisión del PGM para realizar los trabajos de diagnóstico de la situación de la ciudad. Sáez Rojo consideró necesario reorientar el PGM para hacerlo abierto a la innovación, capaz de «integrar estrategias ambientales, de transportes e infraestructuras, sin perder de vista la atención a las necesidades sociales.

Por otra parte, el anuncio del nuevo PGM provocó la reacción de Ciudadanos que, a través de una nota, señalaba que «ya es hora de que el equipo de gobierno del PP se ponga las pilas y empiece a trabajar en la reforma. «Llega con retraso, pero al menos llega», fue su conclusión.

Más

Fotos

Vídeos