El Plan Estratégico del Comercio acordado por el pleno comenzará por un Observatorio

El regionalista, Rubén Antoñanzas, terminó expulsado de la sala porque insistió (mucho) en recriminar a Paloma Corres que se dirigiera a una persona del público. /  MIGUEL HERREROS
El regionalista, Rubén Antoñanzas, terminó expulsado de la sala porque insistió (mucho) en recriminar a Paloma Corres que se dirigiera a una persona del público. / MIGUEL HERREROS

La Corporación acabó su sesión plenaria antes de tiempo porque la expulsión de Antoñanzas deparó la retirada de iniciativas de Cambia

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS LOGROÑO.

Terminó raro el pleno de la Corporación, que no llegó a completar su orden del día. Y ello porque el concejal del PR+, Rubén Antoñanzas, acabó expulsado tras el debate conjunto de las mociones dedicadas a la Casa de la Mujer que proponía él mismo y a las movilizaciones del 8 de marzo de PSOE y Cambia. Y fue porque la concejal de Familia, Paloma Corres, mencionó en su turno a una espectadora del pleno que compareció con Antoñanzas en una rueda de prensa sobre la Casa de la Mujer. Entendió el edil que debía recriminar a Corres su actitud y, tras varias llamadas al orden, el presidente del pleno, Ángel Sáinz Yangüela, le expulsó de la sala.

Con su marcha, Cambia Logroño retiró dos de sus mociones, una sobre la oficina única para los trabajadores de la vendimia y otra sobre el control de aguas en la potabilizadora por entender que los asuntos requerían de la presencia de todos los concejales. Mantuvo, en cualquier caso, otra referida a la libertad de expresión (caso Valtonic, entre otros), en la que defendió que el arte y la música no delinquen y que terminó rechazada con los votos del PSOE, que negó la existencia de presos políticos, y del PP, que habló de enaltecimiento del terrorismo, y la abstención de Cs. Las preguntas del PR+ que cerraban la sesión no pudieron formularse.

Hasta eso de las ocho de la tarde, que fue cuando se hubo de ir el edil ¿Qué había pasado? Se discutió de unas cuantas cosas, algunas más generales, como la situación del comercio y del turismo en la ciudad, y de otras más concretas, como el transporte hasta el colegio Marqués de Vallejo y la necesidad o no de cubiertas en los patios de los colegios. Y, entre medio, estuvieron las movilizaciones que, ya por frecuentes, rozan lo rutinario. Allí compareció la junta de personal municipal con sus camisetas amarillas, aunque no mucho porque se hace expulsar enseguida. Y también lucieron sus carteles de rigor unos minutitos unos representantes de 'Sacrificio cero'.

LAS FRASESRubén Antoñanzas Portavoz PR+ «No entiendo que se salte un acuerdo de la Mesa de Comercio sobre el tema» Julián San Martín Portavoz Cs «La planificación es la base del éxito y eso debe hacerse aquí» José Manuel Zúñiga Concejal Cambia Logroño «Debe tratarse de forma agrupada comercio, ocio, turismo y cultura»Vicente Ruiz Concejal PSOE «Los barrios tienen sus necesidades cubiertas y el centro debe invitar a ir» Pilar Montes Concejal de Comercio «El observatorio que se va a contratar estudiará todas las áreas»

Por unanimidad votaron los grupos la elaboración de un plan estratégico de comercio que pedía Ciudadanos. «La planificación es la base del éxito», que decía su portavoz Julián San Martín. Y ello pese a que el regionalista (que anunció abstención y luego votó a favor) entendía que el tema debía tratarse en la Mesa de Comercio, mientras que Cambia apostaba por un plan que no sólo tuviera en cuenta el comercio, sino también la cultura, el ocio y el turismo, dados los nuevos hábitos. Desde el PSOE, se apuntó a que las inversiones privadas se están yendo hacia las zonas periféricas. Y desde el Gobierno local, Pilar Montes reconoció «no entender nada» dado que se está a punto de contratar un observatorio del comercio que derivará, aunque con otro nombre, en un plan estratégico.

Mal día escogió el socialista Vicente Ruiz para hablar de los logros de Logroño Turismo, aunque los demás grupos fueron buenos y apenas hubo sangre. El edil defendió la necesidad de mejorar la oferta turística. Los dos años de cierre que suma el CCR resonaron en boca de casi todos los portavoces. «La competencia es fortísima y hay que responder», decía el PR+. «Hay que tener un plan para que el barco esté bien dirigido», insistía Julián San Martín, desde Cs. «No sé cuantas mociones hacen falta para que se pongan en valor los elementos patrimoniales», apuntaban en Cambia. Por fin, la alcaldesa, Cuca Gamarra, insistió en que hay datos, como la inversión en hoteles, que avalan a la ciudad.

Por cierto, la Casa de la Mujer se aprobó incluso con el 'sí' de Cambia, que había anunciado un 'no'.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos