La pirotecnia de cada Nochevieja

Unos jóvenes calagurritanos eligen los petardos que van a adquirir en la tienda La Traca de Logroño. :: MIGUEL HERREROS/
Unos jóvenes calagurritanos eligen los petardos que van a adquirir en la tienda La Traca de Logroño. :: MIGUEL HERREROS

Los fuegos artificiales volverán a iluminar el cielo con la llegada del Año Nuevo, pero debe reinar la precaución |«No recuerdo una noche en la que no hayamos tenido que intervenir», asegura el jefe de los Bomberos de Logroño

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Edu Hernando se ha acercado desde Castañares de Rioja al polígono Cantabria de Logroño para adquirir una traca de 50 metros «estilo valenciana» y una batería para la Nochevieja. Más de 90 euros en pirotecnia «para festejar el día de Año Nuevo con la familia y los amigos, como todo el mundo». El objetivo, confiesa, es «hacer un poco de ruido», pero es consciente del peligro: «Lo tiro en una zona con poca gente, sobre todo la traca. Siempre al aire libre y sin gente al lado».

Álvaro Soria, Germán Pardo, Jorge Subero y Javier Fernández son tres jóvenes calagurritanos que admiten que han viajado hasta Logroño «para comprar los petardos más gordos que haya». Tras las campanadas, se reúne el grupo de amigos en la calle y tiran los petardos. «Tenemos cuidado, tampoco lo echamos dentro de un bar, siempre lo hacemos en espacio abierto y guardando la distancia de seguridad», explican. Y justifican los petardos porque «en Nochevieja, siempre hay algún fuego de artificio por ahí, así que nosotros, también; nos gustan porque explotan, hacen ruido, nos atrae». Han puesto bote y se han gastado 50 euros en pirotecnia.

Un Real Decreto de 2015 estableció el reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería estableciendo los «requisitos esenciales de seguridad de artificios pirotécnicos, otros artículos pirotécnicos y dispositivos de ignición». El concejal de Interior del Ayuntamiento de Logroño, Miguel Sáinz, informa de que «no hay una ordenanza municipal como tal, sólo si se produce un mal uso la Policía Local puede informar a Delegación del Gobierno, porque es su competencia; lo que sí damos es consejos de uso adecuado».

Los que sí actúan son los Bomberos de Logroño. Cuatro agentes estarán de guardia esta noche, aunque el jefe, Luis Medel, afirma que deberían estar ocho. «No recuerdo una noche en la que no hayamos tenido que intervenir, aunque nunca en casos de gravedad, siempre por daños materiales», explica Luis Medel. El jefe de Bomberos de Logroño recuerda como el incidente más grave el incendio de una carpintería al caer un cohete en el patio interior de una casa, aunque reconoce que lo más frecuente son los colchones o contenedores quemados. «En las edificaciones nuevas ya es difícil que ocurra algo. Con lo que se echa, a veces poco ocurre», opina Luis Medel.

La Guardia Civil realiza unos tres controles anuales en los comercios de venta de pirotecnia, comprobando que reúnen las medidas de seguridad y que no superan la cantidad de pólvora almacenada permitida. Otras medidas de seguridad son que un mismo comprador sólo puede adquirir 10 kilogramos netos de productos pirotécnicos. La Guardia Civil recomienda que «la adquisición de estos productos pirotécnicos se haga en los puntos debidamente autorizados y dentro de la normativa vigente» y alerta de «su extremada peligrosidad» y de sus «riesgos imprevisibles». Por lo demás, sentido común: las explosiones, en espacio abierto, sin personas alrededor y alejándose del artefacto cuando explote, nunca sujetarlo con la mano.

De hecho, también se establecen tres niveles de uso, según la carga explosiva y la edad. Los artefactos de «baja peligrosidad y nivel de ruido insignificante», como las populares 'bombetas' pueden ser manipuladas por niños menores de 12 años, pero siempre en compañía de un adulto. Los de «baja peligrosidad y bajo nivel de ruido» pueden ser utilizados por menores de 16 años. Y el resto son aptos para mayores de 18 años pero guardando una distancia de seguridad no inferior a 15 metros. También hay otros artefactos permitidos sólo a profesionales.

Categorías de los productos

Para menotes de 12 añosMiguel Herreros
1

Para menotes de 12 años

bombetas y bengalas son de categoría F1 y pueden ser adquiridas por niños menores de 12 años debido a su "baja peligrsidad y nivel de ruido insignificante". La muestra de estos productos corresponde a la tienda 'La Traca' de Logroño

Para menores de 16 añosMiguel Herreros
2

Para menores de 16 años

Truenos y cohetes pequeños, fuentes o volcanes son de la categoria F2 y pueden ser adquiridos por jóvenes menores de 16 años (aunque mayores de 12). Los productos, de La Traca.

Iván García es responsable de la tienda La Traca en Logroño. «Normalmente la gente suele elegir baterías y cohetes, y cosas de colores, que es lo que más llama la atención a los chavales, tracas, truenos...», explica. Cuentan con licencia autorizada desde 2004 para vender pirotecnia recreativa y periódicamente pasan los controles de la Guardia Civil sobre las medidas de seguridad del establecimiento y del material. También la Policía Local controla que se cumple la normativa de venta según la edad del cliente. «La gente nos pregunta y nosotros damos consejos de cómo manipularlos. El problema surge cuando se sujetan y lanzan con la mano. Eso no se debe hacer. Artículos como el trueno se deben dejar en el suelo, encenderlo y apartarse», advierte Iván.

Mónica Espinosa y Sergio Rodríguez son los responsables de otra tienda, Petardo CM, también en Logroño, y señalan que lo más vendido son los fuegos artificiales y los productos para los niños. «Según las edades, y lo que se quieran gastar, les aconsejamos», afirma Mónica, porque, admite, «si lo manipulas mal, te puedes quedar sin dedos, manos o sufrir quemaduras graves». Ellos recomiendan las mechas de algodón, que permiten una mínima distancia de seguridad. «Y nunca hay que dejar solos a los niños, por muy pequeño que sea el petardo», señalan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos