Calles franquistas: las once que quedan siguen «sin calendario»

Jonathan Herreros

La oposición en pleno se une a La Barranca para pedir que continúe el cambio de nombre de las vías que aún no se han modificado

LA RIOJALogroño

Los grupos municipales PSOE, Cambia Logroño, Ciudadanos y PR+ y la Asociación La Barranca han pedido hoy al Gobierno local del PP la creación de una mesa en la que se aborde, "siguiendo un calendario", el cambio de nombre de las once calles con denominación franquista que aún no se han modificado.

Los concejales José Luis Díez Cámara (PSOE), Gonzalo Peña (Cambia Logroño), María Luisa Alonso (Ciudadans) y Rubén Antoñanzas (PR+) y miembros de La Barranca, ha hecho esta solicitud conjunta durante una rueda informativa de la que informa la agencia EFE.

Díez ha recordado que "el PP sigue incumpliendo reiterada y sistemáticamente la Ley de Memoria Histórica, aprobada por el Parlamento y que emana de la voluntad popular".

También ha lamentado que "el equipo de Gobierno tampoco ejecuta las mociones aprobadas y elude responsabilidades", ya que, tras el cambio de la denominación de seis calles el pasado año, "aún y quedan once calles más con nombres ligados a la dictadura de Franco que deben modificarse".

Peña, portavoz del Grupo Municipal Cambia Logroño, ha reconocido que este hecho "pone en evidencia la voluntad política del PP ante una Ley de obligado cumplimiento", así como "la falta de respeto al pleno del Ayuntamiento".

El cambio del nombre de las once calles que quedan es "una cuestión de necesidad democrática y de romper lazos con el franquismo", ha afirmado Peña, quien ha confiado en que la nueva denominación de estas calles "no se produzca como con las seis anteriores, sin convocar a los partidos políticos ni a los colectivos, quebrantando el consenso necesario".

Alonso ha solicitado la creación de una mesa en la que estén presentes tanto los grupos políticos como representantes sociales y de los distintos colectivos de la ciudad, para "abordar, con un calendario concreto, cuándo se van cambiar los nombres franquistas de las calles que aún quedan".

Los nombres de las calles

Las once calles que aún quedan por cambiar el nombre son General Yagüe, Primo de Rivera, Santos Ascarza, Víctor Pradera, General Sanjurjo, García Morato, Antonio Sagastuy, Defensores de Villareal, Milicias, Jorge Vigón y plaza Alférez Provisional.

La modificación de estos nombres, ha asegurado, es "una cuestión de ética y justicia, no solo por cumplimiento de Ley y voluntad política"; y ha afirmado que "si ya se han cambiado seis calles y no se ha derrumbado la ciudad, se puede crear un calendario para, poco a poco, seguir con este cambio necesario".

En la próxima reunión sobre el seguimiento de ejecución de las mociones aprobadas por el pleno logroñés, "que no se convoca desde abril, a pesar de que se debe reunir cada dos meses", ha avanzado que "se exigirá el desarrollo de las tres mociones relacionadas con el cambio de las calles y el cumplimiento de a Ley de Memoria Histórica".

Para Antoñanzas, es fundamental que "el equipo de Gobierno no se ponga de perfil en este tema", ya que es "obligación de todas las instituciones ser integradores", por lo que es necesario "hacer desaparecer nombres de calles y plazas franquistas para que sean más inclusivos".

La opinión vecinal

El miembro de la Asociación La Barranca Jesús Vicente Aguirre ha agradecido el "esfuerzo" de la oposición del Ayuntamiento de Logroño en este asunto, dado que "nos apoyan y acompañan en nuestras reivindicaciones, tanto delante como detrás".

También ha comparado el trabajo del Gobierno regional con el del Consistorio logroñés, ya que el primero ha creado un Consejo Asesor, en el que colaboran distintas instituciones y colectivos, como la Universidad de La Rioja, la Diócesis y La Barranca, para eliminar los diferentes símbolos franquistas.

Por ello, ha exigido al Ayuntamiento de Logroño que se comprometa a crear una comisión, con asociaciones de distinta naturaleza, para que "entre todos se desarrolle este proceso y se cambien definitivamente las calles con nombre franquista que aún quedan en la ciudad".

Aguirre ha mencionado "el proceso abierto de consulta" que se ha desarrollado en el barrio logroñés de Madre de Dios, a través del que "los vecinos han aportado ideas para los nuevos nombres de las calles franquistas y, pese a haber sido aceptadas por el concejal de Participación Ciudadana -Ángel Sáinz Yangüela-, aún no se ha avanzado nada".

Para Francisco Marín, también miembro de La Barranca, es "paradójico" que el Gobierno de La Rioja tenga "empatía por el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, mientras que el Ayuntamiento actúa de manera contraria" y ha insistido en que "no venimos a abrir heridas, sino a cerrarlas".

Por último, el miembro de esta asociación Vicente Lázaro ha argumentado que el Consistorio logroñés "se comprometió a modificar los nombres franquistas en las calles de la ciudad en esta legislatura" y, aunque "se ha hecho una tercera parte", ha confiado en que "los dos tercios que quedan se puedan hacer antes de que termine".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos