EL PR+ pide incluir a las asociaciones de adolescentes en el registro municipal logroñés

EL PR+ pide incluir a las asociaciones de adolescentes en el registro municipal logroñés

Antoñanzas pretende que puedan incorporarse para impulsar el movimiento asociativo de este colectivo juvenil de entre 14 y 17 años

LA RIOJA

El concejal regionalista de Logroño, Rubén Antoñanzas, ha propuesto adaptar el Registro Municipal de Asociaciones para que puedan incorporarse aquellas cuyos cargos directivos sean adolescentes, de entre 14 y 17 años, al entender que hay que impulsar el movimiento asociativo de este colectivo juvenil.

Esta petición la planteará, mediante una moción, en el pleno municipal del próximo día seis, donde defenderá que esa adaptación permitirá a los adolescentes asociaciones hacer llegar sus opiniones y propuestas a las diferentes mesas y comisiones de Logroño y utilizar servicios públicos destinados a asociaciones.

Ha indicado que en el Registro de Asociaciones del Ayuntamiento de Logroño aparecen solo 19 asociaciones juveniles, "ninguna de ellas de reciente creación y la mayoría no son propiamente juveniles, sino constituidas en pro de intereses juveniles".

Sus datos indican que el grupo de edad de entre 14 y 17 años tiene "un enorme potencial en cuanto a idealismo, espíritu crítico, inconformismo y creatividad", que "si es estimulado y encauzado, puede encontrar su medio de expresión positiva a través del movimiento asociativo que ellos mismos generen".

Por ello, ha considerado que las instituciones públicas no deben limitarse a potenciar la "integración" del menor en el tejido que ya existe, dado que "esto es una invitación al adolescente a conformarse con lo ya establecido, sin darle la oportunidad de que genere su propia realidad asociativa".

El PR+ apuesta por potenciar "una participación social más activa de los menores, sin que tenga que pasar obligatoriamente por la tutela de los órganos creados por las instituciones o supeditada a lo que dicten los adultos".

Ha abogado por "facilitar las vías que impulsen el nacimiento de nuevas iniciativas, más que invitar a los adolescentes a que se adapten a las que ya existen", con el fin de que puedan asumir el protagonismo y la participación autónoma y activa en la vida de su ciudad.

Antoñanzas ha asegurado que los adolescentes, aunque "quisieran espontáneamente crear nuevas asociaciones, encontrarán grandes trabas en la propia administración", que les exige que, al menos, tres de sus órganos directivos sean mayores de 18 años.

El concejal ha concluido que, tras consultar con juristas la normativa vigente, los jóvenes de entre 14 y 17 años mantienen el derecho a ser miembros de los órganos directivos y de representación de las asociaciones juveniles de las que puedan formar parte, en los términos previstos en sus estatutos.

También ha propuesto elaborar un proyecto municipal con objetivos y actuaciones concretas de sensibilización y promoción del movimiento asociativo, que incluya apoyo técnico dirigido al colectivo adolescente para facilitar la creación de sus estructuras asociativas.

Ha pedido que se facilite a esas entidades distintos recursos municipales, como el asesoramiento en la elaboración y ejecución de proyectos y una línea de subvenciones diferenciada y específica para asociaciones constituidas por menores de edad como incentivo.

A ello ha sumado el diseño de planes de desarrollo del voluntariado para la población menor de edad, desde los doce años, como "instrumento para conseguir su implicación en el cambio social".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos