Los peritos se ratifican en el caso de los exámenes para los 8 puestos de oficial

El demandante accede al Palacio de Justicia para testificar ante la titular del Juzgado de Instrucción número 2. :: díaz uriel

El Juzgado de Instrucción número 2 inicia la toma de declaraciones por la demanda que interpuso un agente por presunta prevaricación

M.J.LUMBRERAS

logroño. Comenzó el desfile. El Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño vio ayer pasar por sus dependencias a los primeros testigos del caso de las oposiciones a oficiales de la Policía Local de Logroño. Abrieron las sesiones los subinspectores que peritaron los casos prácticos que se plantearon durante las pruebas para la comisión de investigación que se abrió en el Consistorio sobre este mismo tema. Y ratificaron el trabajo que habían realizado para este foro municipal.

Entre otras cosas, los peritos apuntaron en aquella comisión que un mismo error se repetía hasta en cuatro exámenes, cuyos autores fueron al final los que mejores notas lograron, recordaban ayer en Cambia Logroño.

También expuso su testimonio a continuación un técnico informático para explicar lo sucedido con un virus informático que afectó a archivos de la Policía, aunque, al parecer, no se perdieron documentos. Compareció luego el demandante, uno de los aspirantes a las plazas de oficial que salían, quien relató las irregularidades que, a su juicio, se dieron y que motivaron que interpusiera la demanda. Señaló además su periplo de recursos hasta llegar a la instancia en la que se encuentra. Finalmente, fue llamado otro de los candidatos a aquellas ocho plazas de oficiales.

Las declaraciones continúan hoy, cuando están citados varios miembros del tribunal de las oposiciones, quienes comparecen en calidad de investigados. Entre ellos figuran el que fuera en aquel momento director general de Interior, Antonio Román Camacho. El comisario jefe de la Policía, Fernando Fernández Beneite, que en principio también tenía cita para hoy, finalmente está llamado a comparecer mañana.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño está investigando el caso de las oposiciones a oficiales celebradas en el 2015, tras la demanda de uno de sus aspirantes por un presunto delito de prevaricación administrativa. La magistrada, Rosa Esperanza Sánchez, señaló en un auto en mayo que había recibido unas actuaciones y que «los hechos que resultan de las mismas presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito de prevaricación administrativa y otros en relación a la provisión de 8 plazas de Policía Local de promoción interna, 3 plazas de subinspector y una plaza de inspector cuya instrucción corresponde a este órgano judicial».

Así, la titular del juzgado solicitó al Consistorio el expediente completo original, con convocatoria, bases, actas así como todos los exámenes realizados, casos prácticos, correcciones, borradores... También pidió el expediente de la comisión investigadora municipal que se realizó a instancias de Cambia Logroño.

Fotos

Vídeos