Peatonalización a debate en El Cortijo

Plaza de la Iglesia de Santa Margarita. /Miguel Herreros
Plaza de la Iglesia de Santa Margarita. / Miguel Herreros

Desde la visita de Cuca Gamarra, el barrio logroñés vive días de animada polémica por el anuncio de la reordenación en la zona centro

ÁNGELA ROCA/J.A.R.

logroño. Peatonalización sí; peatonalización, no. La disyuntiva anima el debate estival en el barrio logroñés de El Cortijo desde que hace un par de semanas la alcaldesa, Cuca Gamarra, descubrió los planes urbanísticos del Consistorio para el entorno de la parroquia de la barriada. Unos planes que pasarían por la peatonalización de las calles que rodean la iglesia de Santa Margarita y la plaza anexa. Aumentaría el tamaño de este espacio público, aunque disminuirían las plazas de aparcamiento.

Más

Una semana antes de la visita de la alcaldesa al barrio, el Ayuntamiento registró la propuesta firmada por 200 vecinos (de los 218 empadronados que conforman el barrio). Vista la petición, el Ayuntamiento se comprometió a estudiarla y a crear un anteproyecto que estaría redactado antes de final de año. Pero no todos los vecinos están a favor del proyecto y las palabras de Gamarra levantaron de inmediato la polémica en el barrio entre los que están a favor y en contra: «Me parece que es una tontería, son dos meses y el resto del año está vacío. Aquí nunca ha pasado nada. Da igual que lo peatonalicen si luego vamos a volver a aparcar y a pasar con el coche» opinaba José Antonio Ramírez, vecino del barrio.

También habitante del barrio, Miguel Ángel Valdemoros, por el contrario, sí que está de acuerdo con el proyecto, pero ve un inconveniente: «¿Dónde darán salida al tráfico al peatonalizar?». Otro vecino, Ricardo Urízar, daba un «por supuestísimo sí». «La seguridad de los niños está por encima de todo», señaló.

Amparo Sabatell, dueña de un establecimiento en la barriada, donde vive durante todo el año, se posiciona también a favor: «En todo el pueblo no hay ni un paso de cebra, en la plaza andan con bicis, hay columpios, y aparcan coches...» cuenta. «Habría que peatonalizar ya que se puede aparcar en las afueras y en un minuto estás en el centro; lo que pasa que la gente está muy mal acostumbrada, quieren aparcar en la puerta de casa», concluye.

Hay otros testimonios en contra como el de una vecina del barrio que opina que «antes de peatonalizar de forma permanente hay otras opciones como unos bolos durante los meses de verano, ya que subes un miércoles en febrero, por ejemplo, y no hay nada ni nadie». Begoña Pascual, residente fija de la barriada, entiende que «se necesitan más otros servicios», «no tenemos autobuses y consultorio medico solo hay dos días a la semana», reivindica. «No veo necesaria la peatonalización», sentencia. Lo mismo opina Ana Isabel: «El tránsito de coches no es como para peatonalizar; hay otros servicios que necesitan mejora». No faltaron los vecinos que no se quisieron 'mojar' y que se conformaron con considerar que «todo lo que se haga para mejorar el barrio está bien». A propósito de la peatonalización, advierten: «Hay gente muy radical con el tema y se han mezclado muchas cosas».

No obstante, el proyecto no es aún definitivo. El Consistorio volverá a reunirse con los vecinos para estudiar las calles que serán peatonalizadas y los efectos que la propuesta tendrá en el tráfico para adaptarlo a las necesidades de los vecinos. De momento, lo que sí hay es polémica.

Fotos

Vídeos