El parque del Iregua, en obras

A la izquierda, una excavadora trabajando en el vivero de La Fombera y, a la derecha, un operario subido a un árbol del parque del Iregua para talarlo. :: Díaz Uriel/
A la izquierda, una excavadora trabajando en el vivero de La Fombera y, a la derecha, un operario subido a un árbol del parque del Iregua para talarlo. :: Díaz Uriel

El Ayuntamiento de Logroño ordena el derribo de tres chopos enfermos y Medio Natural ejecuta la otra intervención La tala de unos árboles y una canalización de aguas invaden la zona verde logroñesa

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

Hace diez días caía derribado un chopo del parque del Iregua, en principio, a causa del temporal de lluvia y viento. Fue en la margen este, muy cerca de la pasarela peatonal que conecta con el barrio Varea y junto a un merendero, es decir, en una zona de paso. Valorado por los técnicos municipales, el Ayuntamiento de Logroño ha tomado la decisión de talar los otros tres árboles con los que compartía base al contar estos con el mismo peligro de derribo. Una enfermedad los debilita y puede que en otro temporal caigan, como ocurre con cierta frecuencia en el parque del Iregua, así que el Consistorio logroñés lleva a cabo talas controladas por precaución y seguridad.

Un experto en esta materia empezó a trabajar ayer sobre el terreno y valoró talar dos de los árboles hoy viernes, y que caerán sobre el lecho del río Iregua, pero empezó a trabajar ayer sobre el tercero, ya que este, por inclinación, caería sobre la pasarela peatonal y la carretera de acceso a las huertas de Varea. El técnico ascendió a lo alto del árbol, de más de 15 metros de altura, e inició la tala por trozos, cortando primero las ramas y, después, dividiendo el tronco en partes, convirtiendo el trabajo en más costoso pero más seguro por la inclinación del árbol.

A pocos metros de allí, pero en la otra orilla del río Iregua, se producía al mismo tiempo otra obra con la coordinación del Ayuntamiento de Logroño, el Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja y la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de La Rioja, además de con la debida autorización de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Una excavadora abrió un canal desde el vivero de La Fombera hasta el propio cauce del río, por medio del parque del Iregua, para introducir unas tuberías de hormigón.

El propio Gobierno de La Rioja informó ayer a Diario LA RIOJA que la obra corresponde a la canalización de las aguas limpias procedentes de manantial y sobrantes de riego para que estas se viertan sobre el río Iregua y no al colector de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), ya que estas son limpias, en cumplimiento con la normativa.

Los colectores

La propia Dirección General del Medio Natural ha confirmado que esta obra no tiene relación con los trabajos de mejora del sistema de recogida de las aguas de la finca La Fombera anunciada meses atrás por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. La cercanía de los colectores de agua de Varea y del Bajo Iregua, en su entrada a la EDAR, provocan a menudo el colapso y la inundación de parte del vivero de La Fombera cuando llueve copiosamente. La última vez que se inundó, precisamente, fue con motivo del temporal que provocó el derribo del citado chopo del parque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos