Los del Parque del Ebro y La Rivera, también sin licitar

Además de La Rosaleda, los quioscos-bares de los parques del Ebro y La Ribera tampoco se han licitado. El último concurso ampliaba el plazo de concesión de dos hasta los seis años para hacerlo más atractivo. El canon fue de 6.000 euros y la condición era abrirlos del 1 de abril al 30 de octubre. En ambos establecimientos se rescindieron los contratos por impago. En mayo del año pasado se les requirió el pago de unas cantidades pendientes, pero se incumplió el requerimiento realizado por el Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos