La oposición pide que se abran los centros de salud las tardes de agosto

Á.A.ÁFRICA AZCONA LOGROÑO

El pleno aprobó ayer la moción conjunta presentada por la oposición para instar al Gobierno riojano a que mantenga la actividad de los centros de salud en Logroño en las tardes del mes de agosto. La concejala de Familia, Paloma Corres, justificó el voto en contra del PP «por un criterio de eficiencia, con el que los profesionales están de acuerdo» y «porque no es competencia del Ayuntamiento, sino de la Consejería de Salud». Ante de la intervención de los portavoces, intervino la la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María Ángeles Matute, en nombre de la Plataforma por la Sanidad Pública, quien leyó un manifiesto en el que afirmó que la medida del cierre tiene un efecto negativo para los vecinos y va a suponer mayor carga de trabajo para las urgencias en el Carpa y en San Pedro, «ya de por sí saturados y con desplazamientos innecesarios a los vecinos». Matute reprochó que no se hayan dado a conocer los resultados del cierre de centros, que fue de medio mes en 2017. María Marrodán, del PSOE, acusó al equipo de gobierno de «ser poco capaces de reivindicar los derechos de los logroñeses» y «desoír las peticiones de las sociedad civil». Por su parte, Rubén Antoñanzas, del PR+, pidió que atendieran «las peticiones de los logroñeses y no las indicaciones que llegan de Duquesa de la Victoria». Desde Cs, Vicente Ruiz citó titulares de la prensa para argumentar el apoyo a la apertura de los centros: «Leemos estos días que 32 pacientes han quedado nuevamente pendientes de ingresos. ¿Esto es una gestión eficaz?», se preguntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos