Las obras del Puente de Piedra y del Camino de Santiago se licitarán en el primer semestre del año

Cuca Gamarra, ayer durante su comparecencia. :: díaz uriel/
Cuca Gamarra, ayer durante su comparecencia. :: díaz uriel

Las intervenciones, 'bendecidas' por los fondos del Ministerio de Fomento, empezarán antes de que acabe el 2018 y supondrán 1,9 millones de inversión, anuncia Gamarra

ÁFRICA AZCONA LOGROÑO.

Los andamios no tardarán en colocarse en el Puente de Piedra para someterse a una minuciosa 'cura', de un año de duración, por los achaques sobrevenidos por el paso del tiempo. También las máquinas se preparan para hacer su aparición en los campos lindantes con el camino a La Grajera desde El Arco.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Camarra, aseguró ayer que las anunciadas obras en uno de los principales puntos de acceso a la ciudad y la ampliación del Camino de Santiago, están ya aseguradas y se ejecutarán sin demora, «cuanto antes».

EN DETALLE

u1,17 millones
Es la aportación estatal a los dos proyectos.
u1,9 millones
Es el coste de la ejecución de ambos proyectos.
uAmpliación del Camino de Santiago (891
626 euros). El proyecto estará en posesión «en próxima semanas» y ya se dispone de los terrenos afectados, por lo que la licitación de las obras, de 6 meses de duración, se prevé «inmediata».
uPuente de Piedra (900
000 euros). El anteproyecto está redactado. Ahora se está pendiente de su redacción con el objetivo de licitar las obras antes del mes de julio. Los trabajos durarán un año.

Bendecidas por el Ministerio de Fomento, que, como anunció Diario LA RIOJA ayer, colaborará con fondos de la convocatoria del 1,5% Cultural, su pronóstico fue que se licitarán en el primer semestre «para que puedan iniciarse este año».

Gamarra mostró su satisfacción por la inclusión de ambos proyectos locales en el programa estatal, con la concesión de 1,17 millones, y, aunque se trata de una concesión provisional a falta de elevarla a definitiva, estimó que la comunicación «nos sirve para impulsar el trabajo que ya habíamos estado realizando». De hecho, los pliegos «se encuentran muy avanzados», según señaló al ofrecer los detalles en su comparecencia ante los medios, realizada tras una reunión mantenida poco antes con técnicos municipales para impulsar ya la ejecución ambas intervenciones. «Se trata, sin duda, de una buena noticia para Logroño, pues supondrá un impulso importante en la recuperación del patrimonio, pero también para el progreso económico, social y medio ambiental de la ciudad», además de que, dijo, «aumentará la calidad de vida de sus vecinos».

La ejecución de ambos proyectos supondrá una inversión de 1,9 millones de euros, de los que el 60%, aproximadamente, quedará cubierta con la adjudicación de los fondos del Estado y el 40% restante lo asumirá el Ayuntamiento de Logroño, «que ya cuenta con la disponibilidad económica necesaria». La licitación se realizará por separado para agilizar el proceso, ya que cada uno tiene características, plazos y tramitaciones distintas, según destacó satisfecha de comenzar de este manera el 2018 «de la mejor forma posible». «Dijimos que éste sería un año de proyectos importantes y lo comenzamos con dos de ellos». Actuaciones que, en sus palabras, ponen encima de la mesa «la colaboración entre administraciones y proyectos que permiten que nuestra ciudad siga asumiendo retos».

En el caso del Puente de Piedra recordó que la rehabilitación tiene como objetivo «garantizar la permeabilidad de nuestra ciudad entre las dos márgenes del Ebro». En fase de anteproyecto, se desconoce todavía la repercusión que para el tráfico y los peatones tendrá una intervención con un plazo de ejecución de 12 meses. Gamarra sí detalló que la actuación contempla la eliminación de la actual mediana y la habilitación de una calzada de seis metros dividida en dos carriles de circulación.

Además, se sustituirán los sillares afectados por la erosión y la reparación de los daños causados por la acumulación de suciedad o brotes vegetales. Se instalará nueva iluminación led, aunque se mantendrán sus características farolas. La iluminación se reforzará con otra de tipo monumental que se instalará bajo las bóvedas del puente. «La imagen final no va a variar mucho de la actual», resumió la alcaldesa.

Por lo que respecta a la intervención en el acceso a La Grajera, recordó que se plantea dar más anchura, casi el doble que la actual, «a fin de que pueda acoger con seguridad y comodidad a peatones y ciclistas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos