«Las obras por fin han cogido ritmo»

Iñaki Ábalos, junto a Rafael Alcoceba, el pasado martes ante los dos primeros pórticos que ya pueden verse en la zona de obras. :: juan marín

Diario LA RIOJA visita los trabajos en compañía del autor del PERI Ferrocarril, quien explica que hasta ahora el grueso del trabajo se ha ejecutado en taller | Iñaki Ábalos, arquitecto de la estación, confía en acabar para finales de este año

JAVIER CAMPOS

Logroño. Han sido meses de mucho trabajo... pero no sobre el terreno, que también, sino en taller. Y es que las grandes piezas metálicas de color rojo que se han estado fabricando en Fuenlabrada (Madrid) no se han visto sobre el terreno hasta ahora que conforman los primeros pórticos de la estructura de la futura estación de autobuses de Logroño. «Las obras que tienen industrializada la 'tecnología del acero' son frustrantes; parece que no se está haciendo nada porque no se ve, pero sí que se hace y aquí tenemos la prueba del trabajo realizado», explica Iñaki Ábalos.

Diario LA RIOJA ha visitado las obras de la futura terminal que se levanta frente a su 'gemela, la de trenes, con el arquitectos de ambas y autor del conjunto del PERI Ferrocarril. «Las obras por fin han cogido ritmo... ritmo de verdad, y a partir de ahora se espera velocidad de crucero», concluye Ábalos, quien confía en acabar el proyecto para finales de este año.

«Los plazos podrán cumplirse con un pequeña dilación dentro de lo que era previsible en unas obras de tales características», precisa el reconocido arquitecto, quien junto al director general de Arquitectura del Ayuntamiento de la capital de La Rioja, Rafael Alcoceba, comprobaba el pasado martes como la nueva estación «toma cuerpo». «Desde ahora veremos cómo desde la parte central la estructura se expande hasta las fachadas norte y sur y hacia el oeste y el este», señala.

LAS FRASES Iñaki Ábalos Arquitecto «Los plazos de las obras podrán cumplirse con una pequeña dilación dentro de lo que era previsible» «Al venir prefabricadas las piezas parece que no estábamos haciendo nada, pero aquí está el trabajo»

«Un mecano en toda regla», según define su autor, que estará montado en unos meses y que, una vez completo, «permitirá trabajar en dos planos diferentes: por un lado, arriba de la cubierta para terminar el parque elevado; y por el otro, abajo para el acabado de la estación en sí». Y es que, según el redactor del PERI Ferrocarril, el reto fue y sigue siendo «un 2x1» pues el proyecto es más que la intermodal y no hay que olvidarse del jardín y la zona de expansión que gana y hace ciudad.

Llegará el momento, de hecho, en el que la cúpula de unión de ambas estaciones centre los esfuerzos y, por su magnitud y singularidad, las miradas de logroñeses y visitantes. «Será la pieza estructuralmente más importante, de casi 70 metros en una dimensión, que obligará a cortar el tráfico en el eje Colón-Bécquer... la pieza urbana más monumental y característica que conecta las dos partes del parque y habilita entre estaciones una especie de nueva puerta de entrada a la ciudad», define Ábalos.

«Una ver hormigonada la cubierta habrá que pasar al capítulo de instalación y acabados y tenemos claro que después del verano habrá que empezar con la tierra y las plantaciones para que en octubre-noviembre tengamos el jardín arriba y abajo se culminen los acabados de la estación de autobuses, que en parte los tenemos en la estación de trenes ya experimentados y no esperamos sorpresas... aunque nunca se sabe», finaliza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos