La nueva norma de terrazas suprimirá el 65% de las actuales, según Arbacares

Sillas y mesas apiladas en una calle de Logroño. /Sonia Tercero
Sillas y mesas apiladas en una calle de Logroño. / Sonia Tercero

La Asociación de Bares pide que se elabore un mapa de terrazas de Logroño y a valorar el impacto económico de las medidas que va a adoptar el Ayuntamiento

LA RIOJALogroño

La Asociación Riojana de Bares, Cafeterías y Restaurantes (Arbacares) ha afirmado hoy que la nueva Ordenanza de Terrazas que plantea el Ayuntamiento de Logroño "suprimirá más del 65 por ciento de las actualmente existentes y disminuirá la actividad económica de las que subsistan, otro 25 %".

Arbacares, en una nota, ha añadido que, con la modificación de la Ordenanza de Terrazas, el Ayuntamiento "pretende su regulación urgente y a ciegas", agrega en una nota la agencia Efe de La Rioja.

Para esta Asociación, esta modificación "anunciada bajo la premisa de que en Logroño sobran muchas terrazas, es todo un ejercicio de irresponsabilidad política de elevado mérito".

Arbacares argumenta esta afirmación en que cree que, "simplemente tomando en consideración dos de sus medidas estrella, esta reforma hará desaparecer de la ciudad más del 65 % de las terrazas actualmente existentes, y disminuirá la actividad económica de las que subsistan, otro 25 %".

Una de las medidas es ampliar de 3,5 a 4,5 metros la anchura mínima de una acera para poder poner una terraza. Para Arbacares, "la irresponsabilidad de esta medida consiste en no saber no saber cuántas aceras superan dicha anchura, cuántas empresas perderán su actual terraza, o cuantas terrazas subsistirán y en qué calles para el solaz de nuestros ciudadanos".

La segunda medida a la que se refiere Arbacares es "referenciar la superficie de la terraza a los metros útiles que tenga el local". Para Arbacares, se trata de "una iniciativa contra-natura propuesta por FER Hostelería y FER Comercio en su día, que causa de disparidad dentro del sector hostelero, y que el Consistorio ha retomado para fijarla en la disparatada cifra del 30 %".

«Que sean precisos»

Arbacares ha propuesto al equipo de Gobierno que "determine con precisión y haga público cuáles son los problemas que plantean corregir, cuáles son sus causas, dónde se hallan o concentran dichos problemas, y qué objetivos finalistas se pretenden para cada una de las zonas afectadas, o en su caso para todas las terrazas".

También pide que se elabore por los técnicos municipales, o en su defecto mediante la contratación de una asistencia técnica externa, un Mapa de Terrazas de Logroño, que permita conocer cuántas calles de Logroño tienen más o menos de los 4,5 metros de acera, el número de terrazas que desaparecerían con la actual propuesta, así como la superficie resultante de su aplicación.

Además, insta a que se elabore un estudio de impacto económico de la propuesta, que permita conocer y, en su caso, asumir por los grupos municipales, qué impacto económico, empresarial, laboral, turístico y social puede representar la medida.

Pide también que se retire el proyecto de modificación presentado en tanto no se disponga de los datos necesarios para saber "qué es lo que quieren nuestros gobernantes y a dónde nos llevan".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos