Los murales de la antigua estación no encuentran sitio

Vestíbulo de la antigua estación de tren, desaparecida en el 2010, con uno de los murales. :: la rioja/
Vestíbulo de la antigua estación de tren, desaparecida en el 2010, con uno de los murales. :: la rioja

«No es fácil hallar un lugar adecuado para su colocación», reconoce el Ayuntamiento |Las pinturas salvadas del derribo de la estación en el 2010 continúan en el Taller Diocesano de Santo Domingo sin que nadie sea capaz de aclarar su futuro

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Las preguntas fueron claras. Las respuestas... no tanto. Al menos no sirvieron para aclarar la situación y, sobre todo, qué va a pasar en el futuro. El portavoz del grupo municipal de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, interpeló al equipo de Gobierno local del PP en el pasado pleno municipal por los murales y las vidrieras de la antigua estación de tren, un intento de «pedir explicaciones» después de que Diario LA RIOJA publicase el pasado febrero que, casi ocho años después, ambos elementos patrimoniales del hoy desaparecido edificio sigan en el Taller Diocesano de Santo Domingo de la Calzada sin aclarar su destino ni qué será de ellos pese al paso del tiempo.

«¿Por qué llevan durante casi ocho años estos murales en un taller de restauración sin que ustedes desde el Gobierno los hayan reclamado? ¿Cuál es la situación de las vidrieras? Aparte de la visita de Cuca Gamarra en diciembre del 2011 para hacerse una fotografía, ¿cuál ha sido su interés y sus actuaciones desde que accedieron al Gobierno cuando en declaraciones a un medio de comunicación -en relación a este periódico- afirman que todo continúa igual tras estos años? ¿Son conscientes de su dejación de funciones en el ámbito patrimonial? ¿Qué proyecto de actuaciones tienen en mente respecto al conjunto de elementos patrimoniales de la antigua estación de tren?».

Las preguntas de Cambia fueron respondidas por el portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Sáinz, quien precisó que los murales están en el citado taller «ya restaurados» (cuando, según ha podido saber y como ya ha publicado Diario LA RIOJA, fueron retirados, llevados al taller, se limpió el reverso y, a falta de consolidación de la pintura, se protegieron, se embalaron y se guardaron a la espera de decidir su ubicación para finalizar su restauración).

Cambia preguntó en el pleno por los lienzos y vidrieras, tras el artículo de Diario LA RIOJA

«No es sencillo encontrar un lugar adecuado y digno para colocar y poner en valor estos murales, y mientras tanto están donde los técnicos de restauración dicen que estén, en depósito, a buen recaudo y bien conservados», dijo el portavoz.

«Los técnicos consideran que es el lugar más idóneo hasta que se tome una decisión definitiva sobre dónde reubicarlos», repitió Sáinz, quien respecto a las vidrieras aseguró que «no hay nada concreto». Es más, en relación a las mismas el portavoz municipal espetó a Peña que preguntase al anterior equipo de Gobierno de PSOE y PR que derribaron el edificio «incumpliendo sus promesas» sin tener en cuenta estos y otros elementos patrimoniales.

«Decirle que el equipo de Gobierno del PP y la alcaldesa están cumpliendo con el convenio firmado en su día, nos cedían los murales para su restauración y así lo hicimos. En cuanto al resto de elementos le digo de nuevo que pregunte a PSOE y PR pues el inventario lo hicieron ellos y sólo incluyeron los murales», concluyó.

Las dos pinturas, compuestas por dos lienzos de 1,95 y 2,28 metros de alto por 11,45 de largo, obra de los hermanos Sáez González para decorar el vestíbulo de la hoy desaparecida estación de tren, iban a ir en principio en una futura dotación que, proyectada en el PERI Ferrocarril, albergaría un museo sobre la historia del tren en Logroño. Pero del mismo tampoco hubo mención alguna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos