La modificación del Plan General en el solar de Maristas refuerza la protección del edificio histórico

Una vecina mira al solar del viejo colegio de Maristas desde su balcón. :: /Juan Marín
Una vecina mira al solar del viejo colegio de Maristas desde su balcón. :: / Juan Marín

El esperado documento, de próxima tramitación, obliga a que, aunque en Calvo Sotelo 40 se hagan viviendas, se construya de forma armónica

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

¿Llegará alguna vez la mejora de la parcela de Maristas? Tras el convenio que se aprobó el verano pasado entre el Ayuntamiento y Building Center, filial inmobiliaria de Caixa Bank, para recuperar Maristas en cuatro años, parecía que ya estaba hecho, pero la modificación del Plan General que requiere este convenio aún está pendiente de tramitar.

Aunque quizá no quede tanto para que llegue a pleno. El documento de la modificación, al que ha tenido acceso este diario, indica que el objeto principal es el cambio de calificación de uso de vivienda por residencial, de forma que se generen nuevos espacios libres y dotaciones de titularidad pública de cesión libre y gratuita.

Así, la gran plaza libre privada con uso público que figuraba se transforma en dos espacios diferenciados: uno privado y otro público. Y el pabellón polideportivo, calificado hasta ahora como uso complementario de vivienda, pasará a dotacional público. También aparecen los soportales que se decidieron para la calle Colón.

Si había un plazo para la entrega de la modificación, éste se cumplió, señalan en el Consistorio, pero con fechas 6 y 20 de noviembre se notificaron a la propiedad reparos al contenido del documento y, entre ellas, se planteaba la ampliación del frente de fachada del pabellón deportivo para mejorar su accesibilidad, iluminación y seguridad, para lo que había que reducir el fondo de la nueva edificación de Ciriaco Garrido.

Además, se concretaban las dimensiones y características del pabellón deportivo. También se planteó la ampliación del fondo, hasta cinco metros, de la acera peatonal-soportales de la calle Colón y la elaboración de una nueva ordenanza especial de protección del edificio histórico para asegurar que, aunque se rehabilite para uso residencial por fases, se adopte en todos los casos un diseño y composición homogéneos.

Al final, las modificaciones que se introducirán al Plan General dibujan una nueva plaza pública de 1.362 metros cuadrados, una nueva dotación pública (el pabellón deportivo), la ampliación de la vigente ordenanza de protección del edificio histórico y la obligación de uso comercial de parte de las plantas bajas (Avenida de Colón, Presidente Calvo Sotelo con Colón y Ciriaco Garrido con la nueva plaza).

El documento insiste en que la empresa tendrá que solicitar licencia de edificación en el plazo de tres años computados desde la inscripción registral del instrumento de gestión urbanística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos