Los 1,2 millones de ayudas a la rehabilitación se agotan con 46 edificios y dejan pendientes 39

Las ayudas concedidas han ido desde los 1.500 a los más de 200.000 euros de edificios rehabilitados como Bretón 30. :: justo rodríguez
/
Las ayudas concedidas han ido desde los 1.500 a los más de 200.000 euros de edificios rehabilitados como Bretón 30. :: justo rodríguez

El Ayuntamiento ya ha informado de que atenderá las ayudas excluidas en el 2018 y prevé incrementar la partida a lo largo del año si es preciso

JAVIER CAMPOS* JCAMPOS@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

El Ayuntamiento de Logroño atenderá en la próxima convocatoria las 39 solicitudes de ayudas a la rehabilitación denegadas por falta de crédito en el 2017, que este 2018, y en previsión de que vuelva a agotarse la partida de 1,2 millones presupuestada, se incrementará en caso de ser necesario. «Se nos presenta un nuevo año muy exigente en materia de financiación de subvenciones a la rehabilitación, lo que no deja de ser un bendito problema y ojalá tengamos que aprobar muchos suplementos de crédito para tal fin pues será una prueba más de la recuperación del sector y la generación de actividad económica», aseveró el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Sáez Rojo.

Sáez Rojo, quien hizo balance de las ayudas a la rehabilitación concedidas el pasado año en las diferentes modalidades -46 para obras de rehabilitación en edificios del Casco Antiguo o protegidos fuera del mismo por un importe de 1,17 millones y 127 para la adaptación de viviendas en materia de accesibilidad universal por 365.000 euros-, destacó que la evolución de las mismas es un indicador de que «estamos saliendo de la crisis económica».

Que las partidas presupuestadas para tales ayudas se agoten son motivo de satisfacción para el equipo de Gobierno, que ayer volvieron a ser mencionadas por Rojo como «uno de los ejes fundamentales» de los populares en la Alcaldía, y motivo de crítica para la oposición. El PSOE volvió ayer a exigir al PP que atienda «con urgencia» las solicitudes pendientes y «habilite ya una partida económica». Una partida que, según las estimaciones del propio concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, «podría superar los 600.000 euros».

Sáez Rojo explicó que la convocatoria se aprobó en agosto y no dio tiempo a suplementar el crédito

Los socialistas no están de acuerdo en que los solicitantes, «que también cumplían con las bases», tengan que esperar a una nueva convocatoria. «Esta denegación de ayudas que cumplen con los requisitos sucede lamentablemente por segundo año consecutivo, ya que en el 2016 fueron 22 las subvenciones que se rechazaron por falta de crédito. El equipo de Gobierno del PP era consciente de que esto iba a suceder otra vez, no aumentó durante el año pasado la partida económica, y con toda probabilidad volverá a suceder lo mismo en el 2018», denuncian.

Sáez Rojo, en cualquier caso, recordó que no fue hasta agosto-septiembre cuando se aprobaron las nuevas bases -que unifican todas la ayudas a la rehabilitación y que incluirán este 2018 una nueva línea para 'áreas homogéneas'-, que «en apenas tres meses» los técnicos municipales han tramitado un total de 85 expedientes -a los que agradeció el trabajo y esfuerzo realizado- y que, precisamente por tal celeridad, «ya no fue posible incrementar la partida correspondiente para el ejercicio 2017».

No obstante, el edil popular precisó que las 39 solicitudes pendientes dispondrán ya del informe previo por lo que optarán a la ayuda en cuanto se apruebe la convocatoria del 2018, sin tener que repetir toda la tramitación. «Bastará con que presenten de nuevo el impreso de solicitud», aclaró a preguntas de los periodistas. Sáez Rojo informó ayer de que en el 2017 las ayudas a la rehabilitación han supuesto en total más de 1,5 millones de euros, incluyendo las destinadas a la rehabilitación de edificios en el Casco Antiguo y protegidos y las realizadas para mejorar la accesibilidad y adaptación de edificios, y adelantó que los Presupuestos del 2018 contemplan para este fin una partida de 2.260.000 euros (el 7,11% más) e incorporan una nueva modalidad: además de las ayudas a la rehabilitación ya citadas, a las ITE y al convenio con la Diócesis, se incluye una tercera línea relativa a 'áreas homogéneas' aún pendientes de definirse.

Según explicó, «se trata de recintos urbanos con características constructivas homogéneas que aún no estando ubicadas en los límites del casco histórico y no contar con protección patrimonial se considere de interés para la ciudad incentivar su recuperación conjunta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos