Marina Blanco, estudiante de Químicas de 21 años, nueva concejala de Cambia

Marina Blanco, ayer, en las escaleras del Ayuntamiento de Logroño tras la asamblea. :: justo rodríguez
/
Marina Blanco, ayer, en las escaleras del Ayuntamiento de Logroño tras la asamblea. :: justo rodríguez

La joven logroñesa, afiliada a IU y octava en la lista de la 'confluencia', será la sustituta de Manso de Zúñiga tras la renuncia de Martínez, Hernáez y Barrio

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

Cambia Logroño y, por tanto, el Ayuntamiento de la capital de La Rioja ya saben quién será su nueva concejala. Marina Blanco, logroñesa de 21 años estudiante de Químicas en la UR y octava en la lista electoral de la 'confluencia' en las pasadas municipales, será finalmente la sustituta de la dimisionaria Paz Manso de Zúñiga, que ayer reiteró su renuncia por «motivos personales» y «diferencias políticas».

Blanco, afiliada a IU y miembro activo de diferentes movimientos sociales desde «muy joven» -desde la Asamblea de Estudiantes al 15M-, tomará posesión de su cargo en el pleno ordinario correspondiente al próximo diciembre. Su decisión, comunicada ayer oficialmente junto al resto del grupo en la asamblea convocada para tal fin, llega tras la renuncia de los números cinco, seis y siete, José Ignacio Martínez, Amaya Hernáez y Andrés Barrio, respectivamente.

«No es una decisión ni fácil ni agradable, porque hubiese preferido ser concejala en otro momento, no por la dimisión de una compañera a la que le agradezco el trabajo realizado y todo lo que ha hecho por Cambia Logroño y por la ciudad», declaraba quien, tras conocer la renuncia de quienes le precedían en la candidatura, se animaba «tras mucho pensarlo, hablar con los compañeros y con el resto del grupo municipal».

LA FRASE Marina Blanco Próxima concejala de Cambia

Blanco tendrá media liberación -dos salarios mínimo interprofesionales, por el código ético de la formación- y compaginará la concejalía con sus estudios universitarios. La joven explicaba que afronta su nuevo cometido «con muchas ganas de trabajar» y, a preguntas de Diario LA RIOJA, añadía que más que miedo, «le da respeto».

«Hay que tener respeto porque es algo nuevo para mí, como para cualquiera que se mete en política por primera vez, y el hecho de que sea joven es algo que veo a favor porque tengo muchas ganas e ilusión. Es necesario que los jóvenes se impliquen en política, no sólo en los movimientos sociales, sino institucionalmente, porque es otra vía para intentar cambiar las cosas; y si ven que una persona joven está en esto, creo que también puede servir para que se interesen por ello», fueron sus primeras palabras.

Blanco tiene claro que quiere «cambiar la ciudad, hacer que todo vaya mejor y ayudar a todas las personas que sea posible». Y para ello ya está dentro. «Es algo que siempre he visto como muy lejano, como si los políticos y las personas fueran algo diferente y viviesen en otra realidad. Quiero cambiar eso, que cualquier persona de a pie pueda ser político e involucrarse en estas cosas», concluyó.

Fotos

Vídeos