¡Marchando una de 'puigdemont'!

Santiago Cabuchola, catalán con orígenes jienenses, posa con un 'puigdemont'/Juan Marín
Santiago Cabuchola, catalán con orígenes jienenses, posa con un 'puigdemont' / Juan Marín

El café Moura, en Gonzalo de Berceo, bautiza un pincho con el nombre del 'expresident'

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

La declaración unilateral de independencia de Cataluña y la consiguiente proclamación de la República Catalana del pasado 27 de octubre también tuvo sus efectos en un pequeño local hostelero de Logroño. Y es que, desde esa misma tarde-noche, en el café bar 'Moura' del número 50 de la calle Gonzalo de Berceo de la capital de La Rioja el 'pincho pote' mantiene el nombre pero cambió de apellido pasando a denominarse 'puigdemont'.

«Nos estaban bombardeando con el asunto en prensa, en radio y en televisión, y tras horas y horas de darnos brea y más brea, se me ocurrió... por aquello de la rima más que nada, para qué voy a engañarte. ¿Una bolita de gambón? ¡Pues el pincho 'puigdemont'!», explica Santiago Cabuchola tirando de sentido del humor y recordando que aquella tarde-noche de viernes la cocina del 'Moura' estaba tan 'caliente' como el mismísimo Parlament.

Cabuchola, quien en su día regentó 'La Taranta' con notable éxito de público y crítica -en María Teresa Gil de Gárate-, emprendió hace seis meses junto a su mujer Susana Villabril una nueva aventura en el 'Moura', café bar con encanto. Y ha sido precisamente su condición de catalán con orígenes jienenses, conocidos de sobra por toda su clientela -para más inri, la abuela del 'expresident' era de La Carolina, igual que la de Santi-, la que le permitió tirar de 'gracejo' incluyendo tal guiño a la actualidad en su carta. «Me he permitido el lujo de vacilar; incluso, al principio, incluimos el pincho 155, que era un pan de payés con tomate y jamón y una torera», añade mientras reconoce que la aceptación fue «brutal».

Santiago, que regentó 'La Taranta', sorprende con una bolita de gambón

El 'Moura', que debe su nombre a la mujer de Santiago -natural de un pueblecito de Verín (Orense) llamado Espiño-, va abriéndose así un hueco, a base de trabajo y creatividad, como ya se hiciese en su día 'La Taranta'. «Aunque más con la fórmula del café bar, dando mucha importancia a los desayunos, y luego con lo gallego tomando el relevo a lo andaluz», precisa. Las mouras, en la mitología gallega, son damas bellísimas y encantadas que 'sollan' oro bajo tierra o bajo agua... «y que suelen ser rubias y con los ojos azules como Susana», aclara Santi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos