Maleza sobre el soterramiento

Imagen del solar, con la estación del ferrocarril al fondo, tomada desde el puente de Vara de Rey./Enrique Del Río
Imagen del solar, con la estación del ferrocarril al fondo, tomada desde el puente de Vara de Rey. / Enrique Del Río

Las zarzas y matorrales ganan terreno al solar contiguo a la obra de la estación de autobuses, propiedad de Adif

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

Se soterró el tren, si bien ahora la preocupación para los vecinos del entorno de los últimos números de Vara de Rey es la limpieza. La vegetación silvestre se ha apoderado del solar resultante, junto al terreno donde se están llevando a cabo las obras de la estación de autobuses, y por su 'frondosidad' se puede concluir que lleva tiempo creciendo.

Desde el puente de Vara de Rey la maleza resulta visible, pero también la acumulación de basura (envases, botellas, bolsas de plástico, restos de obra...) que se ha ido acumulando con el tiempo, y hasta objetos personales de todo tipo como una maleta o un aspirador... y restos de cartones donde alguien seguro ha encontrado un acomodo socorrido para pasar la noche. La responsabilidad de la limpieza y desbroce del terreno es de ADIF (gestor de infraestructuras ferroviarias), afirman fuentes municipales, desde donde aseguran que sí se han llevado a cabo actuaciones de saneamiento en el solar a requerimiento municipal.

'Pipican'

A la espera del desarrollo urbanístico del terreno, donde se proyectan viviendas y un parque, el céntrico recinto hace las veces de 'pipican' y, en general, en un lugar habitual de esparcimiento canino y también de gatos. Aunque, gracias a que hay felinos «se puede controlar la población de ratas», advierte Pepe Calles, exedil y presidente de la comunidad de vecinos del edificio Patricia, contiguo al solar.

«Claro que el solar está descuidado; yo no he visto nunca a nadie entrar a limpiar y sólo hay que echar un vistazo para ver que hace tiempo que no se adecenta», afirma Calles, si bien la verdadera preocupación de los vecinos sobre el futuro de este espacio «son las dos torres de trece pisos cada una que está previsto construir, cuando en un principio nos dijeron que todo el solar iba a ser una zona verde», indica.

Juan Marín

Pero este no es el único espacio en el punto de mira de los residentes. Otro de los focos se encuentra en uno de los laterales del solar de Adif, aunque en este caso ya en la vía pública, a la altura de la primera rotonda de Lobete, junto a la estación de tren. La presencia de un sillón, un sofá, un colchón y diferentes cartones, dispuestos incluso dentro de uno de los árboles existentes, son la prueba de que se ha convertido en lugar de cobijo por las noches. También se pueden ver restos de comida, latas, bolsas... basura acumulada durante tiempo.

Fotos

Vídeos