Logroño retoma la modificación del Plan General, parada en 2010 por la crisis

Logroño retoma la modificación del Plan General, parada en 2010 por la crisis

El contrato se adjudicó en 2006, pero se paralizó cuatro años después por la "incertidumbre" económica del momento

LA RIOJALogroño

La Junta de Gobierno Local de Logroño ha aprobado hoy levantar la suspensión del contrato de revisión del Plan General Municipal (PGM) con la empresa Ezquiaga Arquitectura Sociedad y Territorio y su modificación para la redacción de un nuevo avance, que "sustentará el desarrollo futuro de la ciudad".

El portavoz del equipo de Gobierno municipal de Logroño, Miguel Sainz, ha informado, en una rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, que el plazo de ejecución de este contrato será de seis meses, por un importe de 103.000 euros, según recoge la Agencia EFE.

Este acuerdo, "importante y trascendente para el futuro de la ciudad", ha explicado, supone retomar la modificación del PGM, "una herramienta fundamental e imprescindible para garantizar el desarrollo urbanístico, social y medioambiental, entre otros aspectos".

Los trabajos de modificación del PGM comenzaron en 2006, ha recordado, aunque en 2010 se suspendió el contrato por "las incertidumbres generadas por la crisis económica y, de forma especial, la crisis inmobiliaria en la que estaba sumida el país".

Con la modificación de este contrato, "tenemos la oportunidad de corregir errores del pasado y adaptarnos a las necesidades reales de los logroñeses" a través de un nuevo Plan, que "mejore la calidad de vida de los ciudadanos, acorde a la movilidad urbana sostenible y que permita a la ciudad crecer mirando hacia adentro", ha añadido.

La modificación del PGM se desarrollará sobre la base de seis líneas estratégicas, diseñadas por informes técnicos municipales, que, a su vez, estarán marcadas por "la búsqueda del consenso y la participación entre todos los grupos municipales para crear una sincronía y complicidad que siga presente a lo largo de los años".

Además, ha subrayado que "nos encontramos en el momento adecuado de acometer una revisión al PGM", una vez que "ya está prácticamente superada la crisis económica y urbanística", para poder "adaptarnos a los nuevos tiempos, teniendo en cuenta la actual perspectiva jurídica y el escenario social y económico en el que nos encontramos".

Las líneas estratégicas que guiarán la revisión del PGM son la creación de un nuevo modelo territorial con líneas de actuación tanto en el centro histórico y en los barrios vulnerables como en el ensanche la ciudad y los sectores recientes; así como el estudio de la incidencia de la nueva infraestructura del ferrocarril en Logroño, ha mencionado.

El nuevo PGM, ha añadido, también incluye el estudio y propuesta de los sectores delimitados en la actualidad y su inserción en el resto de la trama urbana; propuestas de ordenación de los espacios públicos desde la movilidad sostenible; y un análisis de crecimiento, teniendo en cuenta el vencimiento del plazo para la reconversión industrial de amplias áreas del suelo urbano.

Por último, ha reconocido que planteará propuestas para el suelo en situación rural, partiendo del estudio específico del suelo no urbanizable y su coordinación con la ciudad más próxima y sus sistemas generales verdes, con el fin de "potenciar la relación de la ciudad y su medio natural".

Punto de recarga eléctrica

Por otra parte, la Junta de Gobierno ha aprobado la contratación de la instalación y gestión de un punto de recarga rápida para vehículos eléctricos, que se ubicará en Avenida de La Rioja a partir del próximo mes de marzo, a la empresa Fenie Energía, por un importe de 8.345 euros.

Miguel Sáinz ha explicado hoy que se trata del primer punto municipal de recarga de vehículos eléctricos, de tipo rápido, y ha recordado que se ubicará junto a la confluencia de las calles Miguel Villanueva y Avenida de Portugal.

Está previsto que su instalación, a partir del próximo mes de marzo, solo afecte a una plaza de aparcamiento, que se destinará exclusivamente a la recarga de baterías, una iniciativa que, ha añadido, "es consecuente con la política medioambiental y sostenible que este Equipo de Gobierno ha desarrollado en los últimos años".

La energía utilizada durante la carga del vehículo, ha matizado que la pagará el usuario a la empresa adjudicataria por medio de una tarjeta electrónica que el gestor pondrá a disposición del usuario.

Además, ha aclarado que la empresa dispondrá de un servicio permanente de atención al cliente, "durante las 24 horas del día, los siete días de la semana".

El objetivo es "acompasar el despliegue de estas infraestructuras al incremento del parque de este tipo de vehículos", por lo que esta iniciativa se adopta como experiencia piloto, ha señalado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos