Logroño ratifica la estrategia de la Villanueva para optar de nuevo a los 1,8 millones de la UE

El concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, ayer, durante el debate sobre la estrategia EDUSI de la Villanueva junto a la alcaldesa y a Miguel Sáinz. :: miguel herreros/
El concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, ayer, durante el debate sobre la estrategia EDUSI de la Villanueva junto a la alcaldesa y a Miguel Sáinz. :: miguel herreros

El Pleno aprueba, con la abstención de Cambia, un plan que incluye 24 propuestas de actuación por 8,9 millones de euros hasta el 2022

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

El Pleno del Ayuntamiento de Logroño aprobó ayer en sesión extraordinaria, con los votos a favor de PP, PSOE, Ciudadanos (Cs) y PR+ y la abstención de Cambia, la remodelada estrategia de desarrollo urbano sostenible e integrado para la regeneración de la Villanueva, con la que la capital de La Rioja optará por tercera vez a los denominados fondos EDUSI de la UE tras dos intentos fallidos -el último, además, con Calahorra como adjudicataria-. El concejal de Desarrollo Urbano, Pedro Sáez Rojo, detalló que, en total y tras el proceso participativo llevado a cabo por la Administración local desde el pasado 21 de septiembre cuando el Ministerio de Hacienda y Función Pública publicó la tercera convocatoria de selección, el nuevo documento incluye hasta 24 propuestas de actuación que conllevan una inversión de 8,9 millones de euros hasta el próximo 2022.

Medidas de rehabilitación, regeneración y renovación, tanto edificatoria como urbana, creación de un centro multifuncional en las antiguas escuelas de San Bernabé, estudios históricos y arqueológicos, urbanización de calles y demás espacios, sensorización energética y ambiental, implantación de zonas verdes -dos de más de 500 metros cuadrados- con juegos infantiles y aparcamiento de bicicletas, puntos de recarga de vehículos eléctricos y móviles, una plataforma para la gestión inteligente del alumbrado público -además de su renovación-, nuevas redes de abastecimiento, de telecomunicaciones... Y todo ello en respuesta a las cuatro líneas de actuación obligadas (integración tecnológica; energía y sostenibilidad; cultura, patrimonio y medio ambiente; y economía y sociedad).

Cada propuesta, además, deberá servir de base a la redacción de un proyecto por parte de los técnicos municipales para su licitación y un grupo de seguimiento -o comisión de trabajo- creada para tal fin establecerá su orden y dará el visto bueno definitivo una vez concretado.

Una estrategia, en definitiva, enriquecida tras la presentación de propuestas de hasta 60 personas o colectivos -las aportaciones políticas a este tercer intento han sido por parte de PSOE y Cambia-, que han supuesto la reorientación de la misma con, en palabras de Sáez Rojo, «una vocación más social y una mayor participación ciudadana». Logroño, y ahí sí que todos sin distinción desearon que a la tercera sea la vencida, aspira con ello a los 1,8 millones de los fondos FEDER.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, en respuesta a la reclamación unánime de la oposición, quiso dejar claro el compromiso municipal para que la intervención en la Villanueva «se lleve a cabo se reciban o no los fondos». Un compromiso que, según dijo, «lo demuestran hechos tales como las distintas actuaciones que se han ejecutado o están en marcha en Rodríguez Paterna, la redacción del proyecto para la reurbanización de algunas de las siete calles o la tramitación del nuevo centro de salud».

La abstención de Cambia Logroño, que ya lo hizo la primera vez que la estrategia fue a pleno el pasado 2016, puso uno de los focos de debate en el retorno de los ya residentes en el barrio una vez edificadas y rehabilitadas las viviendas. «Echamos en falta un plan de garantías para el regreso de las familias», puso de manifiesto su portavoz, Gonzalo Peña, en alusión al plan de rescate social ya presentado. «El proyecto mejora los dos anteriores, sí, pero nos sigue generando dudas...», concluyó dejando entrever su temor y preocupación a una posible 'gentrificación' de la Villanueva. «Nos comprometemos a estar vigilantes», advirtió Peña.

Lo cierto es que se habló de devolver la actividad a la zona, pero sobre todo se puso el énfasis en las personas... «Sin olvidar a los que ya están y haciéndolo lo suficientemente atractivo para los que lleguen», en palabras de Sáez Rojo. PSOE y Cs, en ese sentido, también se sumaron. Pidieron, además, que se intervenga ya. Con urgencia. «Es fundamental que los vecinos tengan garantizada la vuelta», dijo Beatriz Arraiz al referirse a que habrá que derribar todo aquello que no se pueda rehabilitar -en referencia a la infravivienda o a los edificios en estado de ruina-. «No nos quedemos en la superficie y profundicemos en lo humano», añadió Julián San Martín. «El proyecto anterior nos gustaba y este también nos gusta», dijo Rubén Antoñanzas, edil del PR+, quien avisó al equipo de Gobierno del PP de que «seguiremos recriminándoles que no crean en nuestro Casco Antiguo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos