Logroño pasó la noche del jueves sin ningún policía local de la Unidad de Atestados

J. C.

Logroño. La falta de personal en el turno de noche de la Policía Local de Logroño vuelve a ser noticia. Si ya durante el primer fin de semana de julio Diario LA RIOJA desvelaba que la capital no contó con patrullas en la calle ni sábado ni domingo, apenas dos semanas después vuelve a quedar de manifiesto lo mermado de un servicio que sigue envuelto en la polémica. La Unidad de Atestados no contó con agente alguno la noche del pasado jueves.

Según las fuentes consultadas por este periódico, la baja del único policía disponible para tal fin supuso que el Ayuntamiento de Logroño echase mano de la Delegación del Gobierno en La Rioja, que encargó a la Guardia Civil de Tráfico la cobertura de posibles incidencias -finalmente no hubo- ocurridas en el casco urbano de la capital.

El propio equipo de Gobierno confirmaba ayer la baja del agente, lo que sumado a la falta de acuerdo para la prestación de 'horas extra', dejó aparcada a la Unidad de Atestados. Desde el Ayuntamiento, en cualquier caso, recordaban que los patrulleros locales pueden hacer parte de las funciones de Atestados y que sólo en caso necesario se recurriría a los guardias civiles de Tráfico.

De hecho, y según confirmaban ayer a este periódico fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), se da la circunstancia de que en La Rioja hay una única patrulla de la Guardia Civil para el servicio de Atestados, «y algunos días llega a ser incluso unipersonal».

El Ayuntamiento añadía, no obstante, que el agente local de Atestados ya ha sido dado de alta, y para este fin de semana, donde además se ha tirado de resoluciones de Alcaldía, no se esperan problemas en el servicio. Para la noche de ayer, en ese mismo sentido, aunque en principio tampoco se iba a contar con el agente de Atestados, distintas fuentes aseguraban que a última hora de la tarde se encontró sustituto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos