Logroño Deporte apuesta por un renovado sistema de telegestión energética en 2018

Logroño Deporte apuesta por un renovado sistema de telegestión energética en 2018

El Ayuntamiento quiere centralizar y optimizar los consumos de sus instalaciones deportivas

EFELogroño

Logroño Deporte se encuentra a la vanguardia de la eficiencia energética y centra su apuesta para 2018 en un renovado sistema de telegestión y de iluminación de sus instalaciones de pistas deportivas y exteriores, con un sistema más eficaz, económico, sostenible y respetuoso son el medio ambiente.

Así lo ha explicado hoy el presidente de Logroño Deporte y concejal de Deportes, Javier Merino, y el edil del Distrito Este, Miguel Sáinz, al presentar estas acciones previstas en 2018, con un presupuesto de 60.000 euros.

En declaraciones a los periodistas, Merino ha indicado que un estudio piloto en un campo de fútbol servirá para certificar los avances a futuro en materia de eficiencia energética dentro de Logroño Deporte, que ya apostó por el cambio de iluminación en la pista polideportiva de Lobete y la sustitución por sistema LED en el polideportivo de Madre de Dios.

Ha añadido que se mantiene como objetivo aportar soluciones rentables a corto y medio plazo y medioambientales sostenibles y ha recordado que son ya varias las campañas consecutivas en las que Logroño Deporte apuesta por la eficiencia energética en las instalaciones deportivas que gestiona.

Se trata de promover medidas de ahorro en consumo de gas y luz y el objetivo es continuar por el mismo camino dado el éxito conseguido. Se invertirán este año 30.000 euros en la renovación completa del sistema de telegestión para hacerlo más eficiente y ágil en su manejo y otros 30.000 euros se emplearán en el capítulo de eficiencia energética, con el fin de hacer cambios en la iluminación de pistas polideportivas y exteriores, ya que estos son grandes puntos de consumo de luz.

Pruebas en un campo de fútbol

Merino, como ejemplo en materia de eficiencia energética, ha destacado la novedad de la realización de una prueba piloto en un campo de fútbol, con un gran punto de consumo, suponiendo una media anual de unos 40.000 kilovatios, sustituyendo su iluminación de torres.

El estudio es para valorar su cambio y en él se deben analizar muchos factores, como las sombras, el tipo de luz y los deslumbramientos; y, sobre todo, ver si es viable la inversión.

Javier Merino ofrece explicaciones sobre los planes municipales para el ahorro energético.
Javier Merino ofrece explicaciones sobre los planes municipales para el ahorro energético. / AYO. LOGROÑO

Ha indicado que, tras probar en varios frontones, pistas polideportivas, pistas de pádel, piscinas, pistas de competición y otras, este es otro de los puntos que se estudian y si la prueba piloto culmina con éxito, servirá para que pueda ser exportable a otros campos.

Ha recordado que el consumo anual de un polideportivo ronda de media los 10.000 kilovatios; que el consumo anual de un campo de fútbol de media son 40.000 y que, por ejemplo, el consumo anual de la Ciudad del Fútbol de Pradoviejo es de 310.000 kilovatios.

Merino se ha referido al cambio de iluminación en la pista polideportiva de Lobete, donde se ha pasado de consumir anualmente 236.000 kilovatios a 36.000; y se ha producido una reducción estimada de consumo energético en torno al 85 %, equivalente a un ahorro anual de 32.500 euros y una reducción de emisiones a la atmósfera de CO2 de unos 47.000 kilos.

La amortización de la inversión realizada retornará en unos seis meses, lo que Merino ha considerado "un periodo extremadamente corto y perfectamente asumible".

El nuevo sistema de telegestión, ha señalado, supone un avance consistente en la recogida de datos a través de unos dispositivos y de equipos instalados en lugares estratégicos de los diferentes polideportivos de Logroño Deporte y que, después, se centralizan en un servidor que los plasma en una serie de gráficos.

Control de consumos

"Con ello, en tan sólo un clic y desde una pantalla convencional, los técnicos municipales comprueban en detalle, por hora, meses o años, los gastos de gas, agua y luz, de nuestras instalaciones", ha subrayado.

Así, se puede actuar al instante y no como pasaba antes con la tecnología tradicional, que obligaba a esperar a recibir la factura para comprobar si había habido un desvío de consumos.

Ha explicado que, desde la central que tiene Logroño Deporte en Lobete, se telegestiona el consumo energético de los 32 polideportivos que dependen del Ayuntamiento, incluidos los escolares y los grandes centros deportivos municipales, como son las Norias, La Ribera, Las Gaunas y el propio de Lobete.

Sus datos indican que, en términos generales, que de no haberse realizado todo este tipo de acciones, actualmente, Logroño Deporte gastaría unos 200.000 euros anuales más desde el punto de vista energético.

"Siempre se puede hacer más, con pequeñas medidas que nos ayudarían a reducir aún más estos consumos, con una concienciación mayor de técnicos, empresas y usuarios sobre consumos, con una programación de horarios más ajustados concienciando a los implicados y ajustando aún más los consumos mediante mejores herramientas de control", ha afirmado.

Por ello, cree que cada inversión debe ser muy estudiada, de tal forma que los retornos de inversión sean a corto plazo y las acciones a tomar supongan un importante ahorro.

Las medidas puestas en marcha por Logroño Deporte tienen como fin obtener un mayor rendimiento en cuanto a su eficiencia energética de las 35 instalaciones deportivas municipales, que son utilizadas anualmente por unos 50.000 abonados, además de por todos los usuarios que participan en sus actividades deportivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos