Las leyes de Logroño que nunca pasan del papel

Una despedida en una céntrica calle de bares de Logroño. /Juan Marín
Una despedida en una céntrica calle de bares de Logroño. / Juan Marín

Las normas llamadas a resolver el botellón, las despedidas de solteros, el sacrificio cero... siguen sin ver la luz, una por topar con la Justicia, otra por el freno económico...

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

logroño. ¿Cuándo y cómo el sacrificio cero? ¿Qué pasa con los desmanes de las despedidas? ¿Hasta cuándo el botellón en El Revellín? ¿Qué se puede hacer si el bar de al lado tapa con la terraza el escaparate del comercio? Todas estas cuestiones estaban llamadas a solucionarse con modificaciones de ordenanzas pero, a día de hoy, continúan sin tener remedio porque los cambios normativos siguen pendientes.

La ordenanza de animales está dando que hablar. Mucho. Tiene el dudoso honor de ser la que más se prolonga en el tiempo. Llegó a estar casi lista, a falta de aprobación definitiva, pero el cambio de legislatura y que siempre hay otras cuestiones que se pueden añadir hicieron que el proceso volviera a empezar de cero. No hace tanto se alcanzó un acuerdo entre los grupos municipales, pero el texto encalló en la Intervención del Consistorio porque los números que daba el sacrificio cero eran inviables -628.000 euros al año, dice el Gobierno local-. Dos grupos de la oposición -PSOE y Cs- han llevado estos días sus peticiones de información no resueltas a los juzgados.

Más

¿Qué pasa ahora? El responsable municipal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, cuenta que hay otro texto casi listo en el que el sacrificio cero ya no se plantea como obligatorio sino como un objetivo al que se tenderá, sin acotarlo en el tiempo. También se incluirá que los animales puedan permanecer más tiempo en el centro de acogida y que se consideren animales peligrosos no sólo los de razas específicas, sino aquellos con comportamiento de este tipo y que se pueda acreditar. El documento tiene ahora que arrojar algunas cifras que lo hagan viable y someterse, de entrada, a las alegaciones de los grupos. Tal es así que el proceso vuelve a empezar. Así que llevará su tiempo de nuevo.

La historia de la ordenanza de terrazas se remonta a mucho tiempo atrás. Acabó de aprobarse y de entrar en vigor y empezó a aplicarse la ley antitabaco, con lo que quedó vieja de inmediato y se inició una modificación que también se reformó nada más aprobarse.

Animales

Los trámites

La modificación: Lleva años en trámite. Hace dos años y medio estuvo a punto de ser aprobado definitivamente, pero hubo que volver a empezar.

El reto

El sacrificio cero: Pedido por miles de personas en los presupuestos ciudadanos, es uno de los objetivos.

La norma: El texto que lo preveía dio unos números inviables y ahora se trabaja en otro.

¿Qué asuntos están ahora encima de la mesa? La ocupación en función de superficie del establecimiento, los elementos fijos de las terrazas, el almacenamiento de elementos en la calle, los horarios de mañana, la ocupación sólo de fachada si hay comercios a los lados...

En estos momentos, hay un acuerdo entre los grupos municipales para un nuevo texto de ordenanza, pero «ahora tendremos que presentarlo y trabajar con los diferentes colectivos interesados, empresariales (FER Comercio y FER Hostelería...) y vecinales (Federación de asociaciones de vecinos, etc.) y otros interesados en la misma (por ejemplo, el CERMI)», indicó el concejal responsable del área, Pedro Sáez Rojo.

Terrazas

Pendiente

Las partes: Hay tantas partes afectadas que siempre quedan cosas fuera y en cuanto se termina una norma comienza la siguiente revisión.

Ahora: En estos momentos se habla de la relación entre el establecimiento y la terraza, del almacenamiento de elementos en la calle, de los horarios de la mañana...

Situación: Hay un acuerdo de los grupos pero queda hablar con los muchos implicados.

Los contactos con estos colectivos comenzarán en las próximas semanas y el objetivo es contar con una nueva ordenanza de terrazas en el primer semestre de 2018, si bien este cálculo del mismo concejal, vista la experiencia y los trámites pendientes, quizá sea un poco optimista.

El caso de la ordenanza cívica en lo que tiene que ver con botellones y con despedidas de solteros también tiene su enjundia. Aunque se estaba trabajando para tener cerrados estos aspectos este verano, una sentencia a una norma salmantina cuya redacción era parecida a la que se barajaba para Logroño obligó a pisar el freno.

En el Ayuntamiento optaron por esperar por si Salamanca recurría y por ver el resultado de esta reclamación, pero finalmente la capital salmantina dejó las cosas como estaban y está buscando alternativa.

La Cívica

Los problemas

Despedidas: El desmadre hizo que se planteara la conveniencia de atajar ciertas conductas.

Botellón: Ruido, suciedad, zonas ‘tomadas’...

La solución

El alcohol: Aunque no se prohibía el consumo, sí se penalizan los efectos

Escollos: Una redacción parecida a la que se quería para Logroño chocó en Salamanca en los tribunales.

¿Qué hará Logroño? Irá adelante con su texto que, aunque tiene algunas similitudes, no es idéntico al castellanoleonés, señaló el concejal de Seguridad, Miguel Sáinz.

También en esta materia, contó el edil, existía consenso entre los grupos y, si bien en las conversaciones ha habido técnicos de varias áreas, aún deberán recabar informes de todas las concernidas por la normativa que se quiere sacar adelante.

La presión, esta última campaña, ha sido menor en lo que a despedidas de solteros se refiere. Y las quejas por esta causa se han reducido en los últimos meses, lo cual no quiere decir que en la próxima primavera no vuelva a arreciar el temporal de críticas si este tipo de eventos vuelve a desmadrarse, como pasó en años precedentes.

El botellón también ha cambiado en los últimos tiempos y si antes los había de más dimensiones, ahora se han atomizado y repartido por la ciudad, incluido el centro, aunque se mantiene el que se realiza junto a la muralla de El Revellín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos