Juzgan a ocho personas por estafa, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas

Los acusados lograron un beneficio de más de 136.000 euros vendiendo cocaína

L. J. R.

logroño. El banquillo de acusados de la Audiencia Provincial será especialmente amplio en el juicio previsto para este miércoles. Ocho imputados, sobre los que pesan acusaciones de blanqueo de capitales, tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, se sentarán frente al tribunal. El Ministerio Fiscal solicita para ellos penas de prisión de entre 1 y 8 años.

Dos son los hechos delictivos que describe la Fiscalía en su acusación y dos de los imputados, F.L.B. y D.E.E., el punto de conexión entre ambos. Explica el fiscal que cuatro de los acusados (M.G.D., F.L.B., D.E.E. -pareja del anterior- y J.C.L.E.) entraron en contacto con una firma de Bilbao para adquirir 2.500 latas de pintura valoradas en 46.408 euros. Fueron remitidas a unas naves industriales de Oyón que estaban en venta por lo que quedaron depositadas en una empresa de transportes del polígono La Portalada desde la que los imputados lograron hacerse con más de un millar de botes. Los acusados afrontaron el pago de la compra con un pagaré que carecía de fondos.

De manera paralela, dice el fiscal, E.S.J., J.J.S.B., T.S.G. y M.J.B.J. -miembros de una familia dedicada a la venta ambulante- venían distribuyendo droga desde el 2004, en especial cocaína. Con esa actividad, según la Agencia Tributaria, habrían logrado una beneficio superior a los 136.151 euros. Así, sostiene la fiscalía que tras intervenir los teléfonos de los dos primeros acusados, la policía identificó «múltiples llamadas» de personas no identificadas solicitando «películas, jamones, cacharros o arroz», términos con los que se referían a la cocaína. Así, constatan intercambios de cocaína en un bar de Albia de Castro y en la parte trasera de la gasolinera Las Gaunas de Logroño. De igual manera F.L.B. y D.E.E. (enlace entre los dos hechos delictivos que se juzgarán) compraron diversas cantidades de cocaína que la segunda, dice el fiscal, ofrecía a sus clientes desde el bar que regentaba en avenida de Portugal.

Las investigaciones depararon en el registro una vivienda de la calle Doctores Castroviejo de Lardero en donde se intervinieron 13,5 gramos de cocaína, 27 pastillas enteras y 19 troceadas de Alprozolam, 10 gramos de hachís, casi mil euros en efectivo en billetes de 5, 10 y 20 euros además de una gran cantidad de «joyas procedentes del pago en especie de la cocaína vendida». También se localizó una pistola con dos cargadores y 49 cartuchos para la que no tenían licencia.

Así, el fiscal sostiene que todos los hechos constituyen un delito de estafa, uno de blanqueo de capitales, uno de tráfico de drogas y otro de tenencia ilícita de armas y solicita para M.G.D. y J.C.L.E. un año de prisión; para F.L.B. y D.E.E. cuatro años de cárcel; y ocho para E.S.J., J.J.S.B., T.S.G. y M.J.B.J.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos