La juez sentencia que las oposiciones a policía local fueron legales

Un coche patrulla por las calles de Logroño. /Miguel Herreros
Un coche patrulla por las calles de Logroño. / Miguel Herreros

El Ayuntamiento «satisfecho» por el auto que archiva la causa contra las oposiciones a policías locales en Logroño

EFELogroño

El Ayuntamiento logroñés se ha mostrado hoy "muy satisfecho" por el auto del Juzgado de instrucción número 2 de Logroño, que ha decretado el sobreseimiento provisional de las actuaciones por una presunta prevaricación administrativa en la promoción interna de ocho plazas de oficial en la Policía Local.

El auto, al que ha tenido acceso Efe, ha constatado varias "irregularidades" en este concurso oposición, convocado en octubre de 2014.

A través de 14 folios, la jueza sostiene que "no aparece debidamente justificada la perpetración" de los delitos de prevaricación, revelación de secretos, tráfico de influencias, daños informáticos e infidelidad en la custodia de documentos que dieron origen a la causa, el pasado mes de marzo.

En un comunicado, el Consistorio de la capital riojana ha recalcado que "judicialmente queda demostrada la limpieza del proceso, así como la profesionalidad e imparcialidad de los funcionarios que participaron en el tribunal, algo defendido desde el principio por el Ayuntamiento de Logroño.

Ha subrayado que este proceso de oposiciones ya fue debatido, "sin detectar irregularidades", en el seno de una comisión de investigación creada por los grupos de la oposición municipal.

Igualmente, el equipo de Gobierno (PP) ha lamentado que el Grupo Socialista se haya personado como acusación particular en esta causa, "participando activamente en los interrogatorios contra los funcionarios, poniendo en duda su imparcialidad y criminalizando en todo momento sus decisiones, condenándolos de antemano como ha hecho otro grupo político, Cambia Logroño, y el sindicato policial SPPME".

El Ayuntamiento de Logroño ha destacado que "una buena muestra de la limpieza del proceso es que no haya tenido que agotarse la fase probatoria y que sólo con las declaraciones de la acusación y sus testigos, así como de los miembros del tribunal calificador, la jueza no haya considerado ni siquiera necesario llamar a los testigos de la defensa de los funcionarios".

En cuanto fue informado de la apertura de diligencias de investigación en relación a un posible delito de prevaricación administrativa, el Ayuntamiento de Logroño se personó como perjudicado en estas actuaciones, colaborando en todo momento con la jueza, y ofreció asistencia letrada a los funcionarios investigados.

Tras cuatro meses de instrucción, el auto refleja que no hay indicios ni puede acreditarse "la presunta prevaricación imputada a través de la infidelidad en la custodia de documentos o por medio de una filtración de información relevante", ha recalcado el Consistorio de la capital riojana.

El Ayuntamiento de Logroño ha insistido en "la transparencia del proceso, la imparcialidad del tribunal y el respeto más absoluto a las determinaciones de la justicia".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos