El Interventor avisa del «escaso margen» de maniobra para las inversiones del 2018

Entorno de la nueva estación de autobús y de la próxima Alternativa C, inversiones del presupuesto del 2018. :: jonathan herreros/
Entorno de la nueva estación de autobús y de la próxima Alternativa C, inversiones del presupuesto del 2018. :: jonathan herreros

Los informes de la unidad municipal sobre las cuentas del año próximo urgen aumentar el ahorro y avisan de la «fortísima» servidumbre que genera el plan plurianual

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS LOGROÑO.

Logroño ya tiene presupuesto. Son en total 171,3 millones de euros para el 2018. Y ha salido adelante con los votos a favor de PP y Cs, en contra del PSOE y Cambia y la abstención de PR+. En la sesión plenaria del martes cada portavoz hizo sus apreciaciones, pero ¿cuáles son las del Interventor, las de la figura que vela en el Consistorio por que se actúe según la legalidad vigente, también en lo que al uso de los dineros se refiere? En su informe señala que el ingreso corriente globalmente considerado, con los datos conocidos, está presupuestado de forma correcta.

Pero, como viene sucediendo en los últimos años, avisa de que en el capítulo de enajenación de inversiones reales, es decir, de suelo, las previsiones resultan «un tanto exageradas» respecto a las ventas efectuadas, al igual que ha sucedido este año en el que se consignaron 16 millones y a estas alturas se han ingresado 1.755.215 euros. Recuerda, no obstante, que quedan por escriturar tres parcelas de La Guindalera por 1.898.795 euros y se encuentran en fase de enajenación otras propiedades. Todo sumaría 5,3 millones, dice el informe.

Tras repasar otro tipo de ingresos previstos, como dos tipos de operaciones de endeudamiento, una para pagar el soterramiento y otra para inversiones, Intervención se centra en el ahorro previsto, que estima «mínimo». «Sería deseable incrementar el ahorro para ejercicios sucesivos» porque «la no implementación del ahorro podría llevar a tener que adoptar medidas más drásticas para lograr el cumplimiento del objetivo de estabilidad o impedir la financiación a través de operaciones de endeudamiento».

El periodo medio de pago a proveedores del Consistorio y de Logroño Deporte es de 9,7 días

Respecto a las inversiones, indica el Interventor que casi el 90% de las mismas se financian bien por la enajenación de solares (el 44%) y el endeudamiento (44,4%). «Se ha de advertir que el margen de maniobra y ejecución de las inversiones va a estar muy limitado y condicionado en el ejercicio. Esta circunstancia se agrava en el caso de la financiación del soterramiento, dado que su primer vencimiento será el primer mes del año», apunta.

Inversiones plurianuales

Respecto al plan de inversiones plurianuales, advierte de la «fortísima servidumbre presupuestaria y financiera» de las mismas, que en el 2018 suma 5,1 millones de euros con actuaciones recogidas como la prolongación de avenida de la Sierra; la urbanización de los distribuidores sur; la conexión de las calles Fuenmayor y Gonzalo de Berceo; la Villanueva; Vélez de Guevara (fase 3); la alternativa C de Vara de Rey; la adecuación del Camino de Santiago; el corredor ecológico del Ebro; la Casa del Cuento; la ampliación del Bretón; la ludoteca de Valdegastea y la rehabilitación de la cubierta de Las Norias (fase II). La materialización de estas intervenciones hará que en el 2019 ya haya comprometidos 11,7 millones y 4 millones más en el 2020.

En cualquier caso, en un informe complementario, la Intervención hace un estudio del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, de deuda pública y de la regla de gasto para concluir que, efectivamente, todo ello se cumple. Entre otros muchos parámetros analizados, se revisa el de morosidad comercial y se determina que el periodo medio de pago global tanto del Ayuntamiento como de Logroño Deporte se situaba, en el mes de octubre, en 9,7 días, por tanto, dentro de los 30 previstos en la norma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos