El 'hotel' del Camino

Asistentes a la celebración del 25 aniversario del Albergue de Peregrinos de Logroño. :: j. herreros
/
Asistentes a la celebración del 25 aniversario del Albergue de Peregrinos de Logroño. :: j. herreros

El Albergue Municipal de Peregrinos cumple 25 años

ÁFRICA AZCONA

Le llaman el 'hotel del Camino'. Su refrescante patio con una fuente central para el descanso de los pies, la modernidad de sus instalaciones, así como el inmejorable entorno en el que se encuentra, en plena ruta del camino jacobeo, convierten al Albergue de Peregrinos de Logroño en uno de los mejor valorados. Los 82.000 peregrinos llegados los últimos seis años -los 2.586 últimos en lo que llevamos de año-, pueden dar fe de su buena reputación ganada, día a día, a lo largo de sus 25 años de andadura. Un cuarto de siglo cumplido justamente ayer miércoles, un día en el que las instalaciones del número 32 de la calle Ruavieja volvieron a llenarse de vida, de caminantes de diferentes partes del mundo... que y, sin esperarlo, se convirtieron en protagonistas de la celebración. La efeméride contó con la asistencia de la alcaldesa, encargada de descubrir una placa conmemorativa del aniversario en la entrada del edificio, un inmueble del sigo XVIII, inaugurado como albergue en el mes de mayo de 1993 y que tuvo con anterioridad un uso como carpintería y almacén.

Gamarra sorprendió a los peregrinos con la entrega de una botellita de vino Rioja y un pan con la forma de la Concha del Peregrino. A todos deseó 'buen camino' y se entretuvo hablando sobre la experiencia de una Ruta que ella conoce bien. Pero su visita al albergue tenía un propósito especial: felicitar expresamente a los voluntarios integrantes de la Asociación Riojana de Amigos del Camino de Santiago por «el trato excelente» que ofrecen a los peregrinos en este hospedaje municipal. «Gracias a vosotros, cientos de miles de ciudadanos de todo el mundo han sido bien recibidos en nuestra ciudad, habéis sido la cara visible de Logroño», les dijo. Además, Gamarra reivindicó los valores del Camino y los asumió como propios de la ciudad: «Ser una de las ciudades del Camino nos hace ser más abiertos, hospitalarios y dinámicos», señaló sin olvidar los planes de mejora en los que ya trabaja el Ayuntamiento como la rehabilitación del Puente de Piedra y la ampliación del Camino de La Grajera.

La jornada de ayer en el albergue, como casi todas, fue bulliciosa. Muchos de ellos repetían la experiencia y es que, como señala el presidente de los Amigos del Camino, «una vez que lo pruebas es difícil dejarlo». Él lleva nueves Caminos, «seis de ellos completos». Empezó en 1999. Fidel Delgado, el más veterano de los asistentes ayer, llegó a la asociación en 1993 y ha realizados veces el Camino francés y dos el portugués... Y ya piensa en el siguiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos