La hostelería estima que las terrazas perderán el 75% de su espacio con la nueva ordenanza

La creación de una tasa por apilar elementos en la calle tampoco es compartida por el sector. /  J. RODRÍGUEZ
La creación de una tasa por apilar elementos en la calle tampoco es compartida por el sector. / J. RODRÍGUEZ

Bares y cafeterías ya han comenzado a movilizarse para evitar que el borrador salga adelante y denuncian que tantas restricciones no permitirán mesas y sillas en muchas calles de Logroño

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

La hostelería va a perder espacio en la ciudad. Al menos así lo recoge el borrador de modificación de la ordenanza de terrazas, contra el que el sector ya ha levantado la voz. El documento presentado a algunos de los agentes implicados, a día de hoy y a la espera de ir puliendo el texto definitivo, obligará a reducir gran parte de las terrazas de Logroño. Representantes de hosteleros hablan de una pérdida de hasta el 75% de la superficie que ocupan actualmente al limitar el espacio en función del tamaño y del frente de fachada del local y aumentar la anchura de las aceras para poder instalar un velador.

Que locales de menos de 20 metros cuadrados no puedan colocar terraza, que éstas no superen el 30% de la superficie útil del local más un metro más por cada metro de fachada, que la acera tenga un mínimo de 4,5 metros en vez de 3,5, y que se aumente la distancia a las fachadas de dos a cuatro metros y hasta seis en caso de cerramientos supondrá en la práctica -y de cumplirse- la desaparición de gran parte de las mesas y sillas en la calle.

Desde Hostelería Riojana de la FER, presente en la reunión, estiman tal reducción en un 75%. «Una auténtica barbaridad», espeta su presidente, Francisco Martínez-Bergés. Un porcentaje que cifra entre el 60 y el 80%, «dependiendo de la zona», Eduardo Pérez-Pedrero, presidente de la asociación hostelera de la plaza del Mercado, de FER Discotecas, directivo de Arbacares y con locales en Bretón de los Herreros.

LAS REACCIONESFrancisco Martínez-Bergés Hostelería Riojana de la FER «Es una barbaridad, habrá zonas en las que técnicamente sea imposible instalar terrazas...» Eduardo Pérez-Pedrero Plaza del Mercado y otros «El cálculo que proponen deja fuera calles como avenida de Portugal o República Argentina» Enrique Arévalo Arbacares «La regulación llega tarde, mal y con criterios restrictivos que son atípicos incluso a nivel nacional» David Ruiz FER Comercio «Es preciso racionalizar tanto el número como su ubicación buscando el equilibrio justo» Celia Serrano Asociaciones de Vecinos «Queremos garantizar el espacio suficiente para el tránsito, hasta ahora no siempre es posible» Técnicos en discapacidad CERMI «Nos gusta la idea de aumentar el espacio en las aceras porque a día de hoy se dan problemas»

El malestar en el sector es tal tras trascender los detalles del borrador que ayer mismo Hostelería Riojana aclaraba para tranquilidad y conocimiento del sector hostelero de Logroño, que «no existe ningún acuerdo con el Ayuntamiento de Logroño» en relación con la ordenanza. «Será analizado y estudiado por la asociación para adoptar una posición al respecto y poder presentar las alegaciones correspondientes, pero lo presentado no hay por dónde cogerlo y los cálculos establecidos para ocupar espacio público resultan inviables y darán como resultado que haya terrazas en Gran Vía de no más de 10 mesas», adelantaba Martínez-Bergés.

«Te cargas hasta las de las calles peatonales y zonas como avenida de Portugal o República Argentina se quedan sin veladores», añade Pérez-Pedrero, quien ya avanza movimientos para aglutinar al sector en torno a una asociación que una a bares de la plaza del Mercado, Casco Antiguo, Bretón de los Herreros y terrazas y veladores en general. «Hay mucho que negociar y estaremos vigilantes y pendientes después de que el intento de modificación en la pasada legislatura, tras las elecciones, se haya quedado en agua de borrajas», anuncia.

El sector está encendido. Arbacares, que no pudo asistir a la reunión, ha solicitado el borrador para estudiarlo al detalle. De entrada, Enrique Arévalo, su representante, no entiende a qué viene ahora, «tarde y mal», un criterio tan restrictivo. «Habrá que hablar largo y tendido», avanza.

FER Comercio, que sí estuvo en la presentación, cree que es «prematura» una valoración con el borrador aún caliente sobre la mesa pero sí que defiende una «racionalización tanto en el número como en la ubicación de las terrazas» en pro de la convivencia y sinergias hosteleros-comerciantes.

Logroño Sin Ruidos espera también a analizar el documento... igual que el CERMI. «Estudiaremos con nuestras entidades el texto de cara a presentar alegaciones, pero nos gusta la propuesta de ampliar aceras para garantizar la accesibilidad», dicen los técnicos. Desde la Federación de Asociaciones de Vecinos, también en fase de análisis, velarán para que «haya espacio suficiente para el tránsito, lo que ahora no siempre es posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos