Los grupos consensúan una ordenanza de terrazas que limitará la ocupación según el tamaño del bar

Terrazas en la peatonalizada Bretón de los Herreros, no exentas de polémica, en una imagen de archivo. :: jonathan herreros/
Terrazas en la peatonalizada Bretón de los Herreros, no exentas de polémica, en una imagen de archivo. :: jonathan herreros

El borrador, presentado a los agentes implicados, establece un «período transitorio» para que los establecimientos se adapten a los nuevos requerimientos legales

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

«Preservar los intereses de hosteleros y clientes garantizando la accesibilidad de la vía pública y los derechos de vecinos y comerciantes». Con tal objetivo, representantes del equipo de Gobierno y de los grupos municipales de PP, PSOE, Cambia Logroño y Ciudadanos presentaron ayer el borrador consensuado para la modificación de la ordenanza reguladora de la instalación de terrazas de veladores a los distintos agentes implicados, desde colectivos vecinales a asociaciones hosteleras pasando por el CERMI. La idea es que a esta reunión conjunta le sigan otras por sectores «para intentar recoger propuestas de todos».

El documento, tras meses de trabajo, «debe conjugar muchos intereses» y de ahí su dificultad. Así lo explica el concejal de Promoción Económica y Desarrollo Urbano Sostenible, Pedro Sáez Rojo. El Ayuntamiento de Logroño, en una nota de prensa, informó de que el plazo que se maneja, en principio, es el de poder elaborar un texto que sea inicialmente aprobado en el pleno del mes de mayo de cara a la nueva temporada.

Las propuestas

- Limitar
la superficie máxima de ocupación en función del tamaño y del frente de fachada del local. Se mantienen los 120 metros cuadrados como máximo, pero con condicionantes: los locales de menos de 20 metros no podrán colocar terraza; y éstas no superarán «el 30% de la superficie útil del local más un metro cuadrado por cada metro lineal de frente de fachada».
- Ampliación
de la anchura mínima de acera (de 3,5 a 4,5 metros) para poder instalar terraza. Se trata de un requisito que algunas de las terrazas actualmente existentes no podrán cumplir, pero que se considera fundamental para garantizar los principios de accesibilidad universal.
- Aumento
de las distancias a las fachadas. Frente a una vivienda en planta baja, la distancia mínima se duplicará de 2 a 4 metros. Los 2 metros establecidos entre los cerramientos fijos y las fachadas se incrementarán hasta 6 metros.
-Apilado «durante todo el año».
El actual período del 1 de mayo al 30 de septiembre quedará invalidado (en la práctica no se cumplía ) posibilitando esta tarea todo el año. Se fijará para ello una tasa. Se amplía el horario de recogida –no de utilización–, y se limita la superficie de ocupación de lo apilado

Desde hace años distintas voces del sector han venido advirtiendo que lo ahora existente era prácticamente de «imposible cumplimiento» y los expedientes sancionadores han estado a la orden del día, tantos como llevan numerosos colectivos vecinales protestando por el abuso del espacio público y el «reiterado incumplimiento» de la normativa.

Limitación de las terrazas en función del tamaño y el frente del local, aumento de la anchura mínima de acera necesario, así como de las distancias a fachadas, modificación de las condiciones de apilado, regulación de la publicidad... estas son algunas de las propuestas incluidas. La nueva ordenanza, que simplificará la tramitación de los permisos y clarificará algunos artículos, establecerá además un «período transitorio» para que las terrazas existentes se adapten a los nuevos requerimientos.

«Partimos de la base de que hay mucha superficie de espacio público dedicada a terrazas y es algo que poco a poco hay que ir limitando, dentro del modelo de ciudad sostenible y accesible en el que todos estamos de acuerdo», explica Sáez Rojo. Sobre esa base se han ido analizándo los distintos artículos de la ordenanza hasta consensuar un borrador que incluirá también un régimen sancionador aún por determinar.

Hasta el momento, las principales novedades que incluye el borrador hacen referencia a la superficie máxima de ocupación, la superficie mínima que deberá tener la acera para poder contar con terraza, la distancia respecto a las fachadas y al apilado de elementos -algo que actualmente viene dando problemas y acumula denuncias-. La posibilidad de colocar publicidad en los elementos distintivos también será objeto de regulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos