Gonzalo Peña seguirá como concejal tras lograr el respaldo de la asamblea de Cambia Logroño

Gonzalo Peña, aupado por sus seguidores, tras conocer su ratificación por la asamblea. :: J. rodríguez/
Gonzalo Peña, aupado por sus seguidores, tras conocer su ratificación por la asamblea. :: J. rodríguez

El portavoz, que tras su marcha de IU sometió su cargo a la confianza de la 'confluencia', obtuvo 78 votos a favor, 39 en contra y una abstención

JAVIER CAMPOS LOGROÑO.

Gonzalo Peña seguirá como concejal de Cambia Logroño en el Ayuntamiento de la capital de La Rioja. Como independiente, eso sí. El portavoz del grupo municipal sometió su cargo a la confianza de la asamblea ciudadana tras oficializar su marcha de IU y ésta le dio el respaldo suficiente como para acabar su mandato.

«¿Considera usted que Gonzalo Peña debe seguir desarrollando la labor de concejal de Cambia Logroño?», era la pregunta a la que debían responder los 195 inscritos en el censo de la candidatura de confluencia de izquierdas. Y de un total de 118 votos emitidos, 78 dijeron que sí y 39 que no. Hubo, además, una abstención.

Un 66% de apoyo con el que Gonzalo Peña aseguró salir reforzado «en lo político y en lo personal». «Si hasta ahora trabajaba al 100%, a partir de ahora será el doble», dijo visiblemente emocionado mientras atendía a los medios de comunicación arropado por el resto de miembros del grupo municipal y otros simpatizantes y amigos.

A la asamblea, abierta a la ciudadanía y a la prensa, asistieron más de 150 personas -entre afiliados a IU, Equo e independientes- y lo cierto es que hubo mucha tensión desde el principio hasta el fin. Y división antes y después.

Peña, quien comparecía junto al secretario del grupo, Andrés Barrio, quiso dejar claro que tras lo sucedido «no hay ganadores ni perdedores» e insistió en la idea de que en Cambia, más allá de discrepancias y desavenencias, «cabe todo el mundo». «Toca seguir trabajando en común por un Logroño mejor», concluyó tras desear que lo ocurrido sirva para fortalecer la confluencia de cara al futuro.

«Cambia Logroño está por encima de cualquier nombre», dijo para añadir que es «la casa común de la confluencia» y «aquí no se gana ni se pierde». Preguntado por su futura relación con IU, Peña casi fue interrumpido por Nieves Solana, quien recordó que IU tiene dos concejales en el grupo municipal en referencia a Marina Blanco y ella misma.

Paz Manso de Zúñiga, exedil dimisionaria de Cambia a la que sustituyó precisamente Blanco, estuvo presente y con polémica. No pudo votar -adelantó que impugnaría, de hecho, el resultado- pues cuando renunció a su cargo como concejala dijo que abandonaba también Cambia Logroño, lo que, según el grupo municipal, fue recogido en el acta de la sesión y, por tanto, excluida del censo ya en su día.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos