Gónlez se va del casco antiguo

La tienda de Juguettos en Muro del Carmen, en una foto tomada esta semana. :: /Miguel Herreros
La tienda de Juguettos en Muro del Carmen, en una foto tomada esta semana. :: / Miguel Herreros

La cuarta generación de la familia González Garay sigue adelante con el negocio fundado en 1918 | La popular juguetería logroñesa se traslada de Muro del Carmen a otra calle del centro de Logroño

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

El casco antiguo perdía esta semana otro de sus comercios más emblemáticos. Tras 60 años de historia, Juguettos (antiguo Gónlez) cerraba su tienda de Muro del Carmen, una decisión que en este caso no será un punto y final, sino el comienzo de una nueva apuesta comercial de la familia González Garay que en las próximas semanas abrirá un nueva juguetería «mucho mayor» en la zona comercial de Logroño. «Necesitábamos más espacio.

Los 190 metros cuadrados actuales, repartidos en dos plantas, se han quedado pequeños», señala Jesús González, responsable del establecimiento, aunque sin dejar pasar por alto las dificultades añadidas de una zona «donde cada vez se viene más a tomar vinos y menos a comprar».

José Luis, pendiente de los últimos trámites administrativos, no quiere adelantar el lugar donde se ubicará la nueva tienda, la cuarta del Grupo Gónlez, que sigue manteniendo abiertas sus jugueterías de Pérez Galdós, 67 y del Berceo (desde su inauguración en el 2003). «Hay que estar con los tiempos y en todos los frentes..., que los clientes van a los centros comerciales, pues nosotros también, que se empieza a vender más por Internet, pues nosotros también, de hecho hemos vendido más que nunca».

Para ello este empresario riojano, de 65 años, junto a sus hermanos José Luis y José Julio, ya jubilados, cuenta con sus hijos para seguir con un negocio familiar que creó en 1918 Julián González Garay, en la esquina de Hermanos Moroy con la calle San Juan. «Mi abuelo fue quien comenzó con todo hace exactamente cien años; entonces no era una juguetería. No existían, eran bazares en los que se vendía de todo. Ahora nuestros hijos han tomado el relevo y son ellos los que están al frente de todo».

La cuarta generación de los González Garay ha querido apostar por el centro de la ciudad y están convencidos de que hay mercado. «Cuando pusieron Alcampo pensábamos que nos iba a hundir a todos y nos obligó a reaccionar. Pues ahora igual, hay que reaccionar, confiar, adaptarse a los nuevos tiempos y, sobre todo, no fiarse de las motos que venden los políticos».

«Hay que estar con los tiempos, nosotros nos fuimos al Berceo y vendemos por Internet» JOSÉ LUIS GONZÁLEZ GARAY

Optimista con el futuro, pero no puede dejar llevarse por la añoranza cuando echa la vista atrás y rememora los buenos años comerciales de la tienda que acaba de cerrar en Muro de la Mata. Su escaparate, que desde 1960 ha atraído la atención de cientos de niños e inspirado los sueños infantiles de varias generaciones, aparece cubierto con el característico papel de la tienda, y un escueto cartel en el que se anuncia el cierre por traslado y se da referencia de sus otros locales. Desde la semana pasada la tienda ha pasado a ser un recuerdo de muchos logroñeses.

«Nos vamos contentos, la tienda siempre ha funcionado muy bien, es una pena tener que dejar el casco antiguo, pero ahora los papás lo tienen complicado para venir hasta aquí, no tienen sitio para aparcar y hay que estar pendientes de la multas...».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos