Gamarra garantiza que «seguirá trabajando» para flexibilizar la regla de gasto en beneficio de los logroñeses

Gamarra garantiza que «seguirá trabajando» para flexibilizar la regla de gasto en beneficio de los logroñeses
Miguel Herreros

Se ha debatido una moción de Cambia Logroño sobre la modificación del uso del superávit, así como la solidaridad con el Ayuntamiento de Madrid y la petición al Gobierno de España de la retirada a los controles financieros al mismo

LA RIOJA Logroño

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha garantizado este martes a los habitantes de la ciudad que "seguirá trabajando" para conseguir la flexibilización de la regla de gasto y que el superávit generado por este ayuntamiento revierta en el beneficio de la ciudad.

Gamarra ha pronunciado estas palabras en el Pleno Municipal, tras el debate de una moción presentada por el Grupo de Cambia Logroño, en defensa de la autonomía local de los ayuntamientos y la modificación del uso del superávit, así como la solidaridad con el Ayuntamiento de Madrid y la petición al Gobierno de España de la retirada a los controles financieros impuestos al mismo, informa EFE.

Esta moción ha sido rechazada con los votos de los grupos Popular y Ciudadanos, la abstención del Socialista y el apoyo del Grupo Mixto (PR+).

La primera autoridad municipal, quien también es vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha defendido la necesidad de que se revise la regla y techo de gasto para los ayuntamientos que cumplen con sus obligaciones fiscales y objetivos de estabilidad, pero ha recalcado que "hay una gobernanza europea", que es de obligado cumplimiento para las administraciones.

Ha criticado la actitud de ayuntamientos como el de Madrid, cuyos gastos han superado los ingresos y que, según ha indicado, no han cumplido con las reglas que son de obligado cumplimiento para todas las administraciones.

La alcaldesa ha recalcado que "no va apoyar los incumplimientos de otro ayuntamiento", en este caso, el de Madrid, pero también ha subrayado que pide "buen trato y que se tenga en cuenta a los ayuntamientos que cumplen" con los objetivos de déficit y estabilidad presupuestaria y ello lo defenderá ante Madrid.

Ha añadido que hay que adoptar medidas para que "este país no sea intervenido en la toma de decisiones", ha precisado.

El portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha precisado que "la desigualdad" no la genera esta moción porque, según ha indicado, el "único ayuntamiento que está intervenido es el de Madrid".

Peña ha agregado, entre otros aspectos, que "la deuda de la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, fue de 32.555 millones en el segundo trimestre del presente año, con un incremento del 7,9 %, mientras que el Ayuntamiento de Madrid -gobernado por Ahora Madrid- la redujo en un 40 %", con lo que ha indicado que "no es igual" el trato a todas las Administraciones, en función, ha dicho, de su color político.

La portavoz socialista, Beatriz Arraiz, ha convenido en que la actual normativa del Estado tiene el agravante de que, en su opinión, ha cargado, especialmente, con las administraciones locales, que "son las más cumplidoras".

Arraiz ha añadido que esta norma de racionalización y estabilidad de la Administración local "atenta contra la economía local y repercute negativamente para los ciudadanos", pero ha convenido con la alcaldesa en que "si hay unas reglas de juego, son para todos".

El portavoz de Ciudadanos, Julián San Martín, ha defendido también la necesidad de modificar esta normativa estatal para que los ayuntamientos puedan revertir su superávit en los ciudadanos.

También ha dicho que "hay que ser sensatos y coherentes y no se puede pedir que se apoye a un ayuntamiento que no cumple la ley, como el de Madrid, y que su deuda la paguemos todos", en lo que también ha convenido el portavoz del Grupo Mixto, Rubén Antoñanzas.

En el Pleno también ha decaído una moción de Cambia Logroño para regular la Tasa Municipal por utilización del dominio público local para el transporte de energía.

La concejal de Hacienda, Mar San Martín, ha destacado la imposibilidad técnica de aplicar esta tasa, mediante una ordenanza, porque, actualmente, "no hay suelo rústico de dominio público en Logroño para poder aplicarla".

Ha informado de que el Ayuntamiento aplica un 1,5 por ciento de la explotación a las empresas suministradoras de agua, gas, electricidad o telefonía, lo que, en 2017, ha permitido al Ayuntamiento recaudar unos 2,5 millones de euros y la previsión para el próximo año es la misma.

Esta moción ha sido rechazada con el voto en contra del PP y la abstención de los Grupos Socialista, Ciudadanos y Mixto (PR+).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos