Gamarra cree que el PSOE no podrá gobernar con un apoyo parlamentario «tan reducido»

Gamarra cree que el PSOE no podrá gobernar con un apoyo parlamentario «tan reducido»

La alcaldesa de Logroño opina que, «para Sánchez, el poder era una obsesión por alcanzar y para ello se ha apoyado en socios que son tan poco de fiar en lo político como para el futuro de España»

LA RIOJA

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, cree que «no se podrá gobernar España con el apoyo parlamentario tan reducido que tienen los socialistas» y considera que esto «va a suponer dificultades para el país».

Tras conocer la aprobación de la moción de censura, que se ha producido hoy en el Congreso de los Diputados y ha convertido a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno de España, Gamarra ha dicho que le llama la atención «los aliados y socios de investidura» que ha logrado el socialista. «Sin duda alguna, esto demuestra que, para Sánchez, el poder era una obsesión por alcanzar y para ello se ha apoyado en socios que son tan poco de fiar en lo político como para el futuro de España», ha añadido en declaraciones a los periodistas.

Ha comentado que también es el momento de «agradecer y reconocer» el trabajo de Mariano Rajoy, quien ha sido «un presidente que ha sacado al país adelante, tras recoger la peor herencia socialista en el año 2011». También ha dicho de él que «ha servido a este país hasta el último momento, dando lo mejor de sí mismo y sirviendo, como ha servido el PP, al interés general y al interés de todos los españoles».

Cuestionada si hubiese sido mejor optar por la dimisión, Gamarra ha indicado que lo que tendría que haber ocurrido es «haber garantizado y respetado a un gobierno que, aunque en minoría, gozaba de un mayor apoyo parlamentario que el actual».

Además, ha afirmado que la dimisión «no era más que un planteamiento lanzado desde el PSOE para tapar y encubrir quiénes son sus socios y en quiénes se ha apoyado para alcanzar el único objetivo de echar al PP del Gobierno español». Un planteamiento que, ha indicado, también han utilizado «otros» que «en estos momentos se arrepienten de no haber sido leales a España en las últimas semanas para haber garantizado que un gobierno en minoría hubiera podido continuar».

Así, ha considerado que «siempre hay que estar a la altura de las circunstancias» y, en este caso, eso implica «estar a la altura de las circunstancias con España» en un momento institucional «complicado», con el desafío secesionista de Cataluña y desde el punto de vista económico.

Por todo ello, ha concluido, «no era un momento para un gobierno 'Frankestein', como es el que tiene hoy este país».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos