Gamarra avala la nueva fórmula para calcular el impuesto de plusvalías

La FEMP dio ayer su visto bueno a la propuesta de Hacienda, aunque la vicepresidenta recuerda su carácter transitorio

MARÍA JOSÉ LUMBRERAS* MJLUMBRERAS@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

El impuesto sobre plusvalía ha generado en los últimos meses más de un quebradero de cabeza a los gestores municipales. No en vano, el Tribunal Constitucional se había pronunciado en junio contra la tributación en operaciones a pérdidas. Ayer, los representantes de los ayuntamientos agrupados en la FEMP, entidad de la que Logroño ostenta la vicepresidencia, empezaron a ver una luz al final del túnel. Y ello porque por fin pudieron dar su visto bueno a una salida concreta propuesta por Hacienda, si bien la consideran transitoria, como recordaba tras el encuentro de la junta de gobierno de la entidad su vicepresidenta y alcaldesa logroñesa, Cuca Gamarra.

La junta de gobierno se reunió en sesión extraordinaria para analizar la propuesta del Ministerio de un nuevo cálculo del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana que quiere subsanar los términos de este impuesto declarados inconstitucionales por el Constitucional.

uLa propuesta
Hacienda quiere que se puedan comprobar si ha habido pérdidas comparando escrituras de adquisición y de transacción.
uLa postura
Los ayuntamientos dan su visto bueno y quieren que entre en vigor cuanto antes para zanjar la inseguridad jurídica, aunque lo entienden una solución transitoria hasta que se reforme la financiación local.
uEl origen
La sentencia del TC que cuestionaba la tributación de las operaciones a pérdidas.

Gamarra destacó que el diálogo entre Gobierno y ayuntamientos y que ha permitido dar con una fórmula «satisfactoria para nosotros porque viene a ofrecer certidumbre y seguridad jurídica tanto a los ciudadanos como a los ayuntamientos». La propuesta ha contado con la valoración positiva de la junta de gobierno de la FEMP, después de la incorporación de varias de sus alegaciones, ofrece nuevos coeficientes para el cálculo del impuesto y, sobre todo, mecanismos de comprobación para detectar si la venta genera pérdida o beneficio.

LA FRASE Cuca Gamarra Alcaldesa y vicepta. de la FEMP «La fórmula es satisfactoria porque ofrece seguridad jurídica tanto a los vecinos como a los ayuntamientos»

En cualquier caso, Gamarra insistió en que se trata de una solución transitoria hasta que se acometa la esperada reforma de la financiación local que «se debe adoptar de manera simultánea y en paralelo a la reforma de la financiación autonómica». Para la vicepresidenta de la FEMP, el acuerdo es reflejo «de la buena disposición del Gobierno de llegar a consensos con los ayuntamientos, reconociendo la buena gestión que está desarrollando el ámbito local».

Hacienda propuso a los ayuntamientos la posibilidad de comprobar la plusvalía comparando las escrituras de adquisición y de transacción y que se aplique el impuesto incluso en las operaciones de compraventa inferiores a un año, algo que hasta ahora no se daba. Para la junta de gobierno de la FEMP, la iniciativa de Hacienda debería entrar en vigor cuanto antes para dar garantías jurídicas, pero también cree que, con posterioridad, deberá ser ampliada y precisada en el marco de la nueva financiación local. Además, el órgano de gobierno de los municipios quiere que se organice un fondo de compensación que contemple la disminución de ingresos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos