Exhibición muscular

Un futbolista profesional, de cuyo nombre no quiero acordarme, que diría Cervantes, cada vez que mete un gol, aunque sea de penalti, se despoja de la camiseta y se exhibe ante el respetable como si quisiera hacer publicidad de algún desodorante. Afortunadamente no hacen ese triunfal exhibicionismo los cirujanos tras un exitoso trasplante, saliendo a pecho descubierto del quirófano dando saltos por los pasillos del hospital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos