Hay presupuestos: PP y Cs escenifican su acuerdo en Logroño

Representantes del PP y de Ciudadanos pactan el acuerdo municipal. / AYTO. LOGROÑO

Las dos formaciones pactan la estabilidad y el acuerdo con los presupuestos municipales 2018

LA RIOJALogroño

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha anunciado hoy que los Grupos Municipales del PP y de Ciudadanos (Cs) han alcanzado un acuerdo para aprobar los presupuestos de la ciudad de 2018, con el fin de que puedan entrar en vigor el uno de enero y proporcionar "estabilidad" a la capital.

Gamarra, acompañada del portavoz municipal de Ciudadanos, Julián San Martín, ha explicado, en declaraciones a los periodistas antes de la reunión que han mantenido ambas formaciones, que "lo importante a la hora de negociar es tener claro que los primero son los proyectos de ciudad, desde la defensa del interés general", según recoge la agencia Efe.

Con el planteamiento de "interés general y estabilidad para la ciudad", ha detallado que el acuerdo alcanzado se materializa en la inclusión de las cuarenta enmiendas presentadas por Cs, que "en algunos casos responden a estos dos principios y en otros, a matizar algunos proyectos".

Leer más

Para ambos grupos, ha destacado que "lo importante es tener muy claro que lo primero es seguir haciendo ciudad", por lo que "hemos estado en disposición de hablar y negociar, buscando puntos de encuentro que permitan que los proyectos sigan adelante".

Sin imposiciones

Durante la negociación, "hemos intentado que las inversiones previstas para Logroño continúen, pero con un planteamiento coincidente por parte de los dos grupos políticos", lo que ha permitido "ampliar el apoyo de Cs al presupuesto municipal", ha dicho la alcaldesa.

Respecto a la negociación, ha subrayado que "no ha sido de imposiciones", sino de "ampliar el marco de algunos proyectos" y ha reconocido que "esto es lo que nos piden los ciudadanos, que dialoguemos y que cada grupo, desde su posición, sea muy consciente de la responsabilidad que tiene".

Una responsabilidad que, según ha admitido, "hemos ejercido ambos grupos durante estos días de diálogo y negociación", con el objetivo de que la próxima semana se puedan aprobar los presupuestos municipales de 2018.

Gamarra también ha reconocido que "este acuerdo se fundamenta en los compromisos adquiridos con Cs en los presupuestos de los dos últimos años", que "la mayoría se han ido cumplido y los que no se han podido materializar en plazo, ha sido por razones fundamentadas".

Para el próximo año, ha subrayado que el PP y Ciudadanos han llegado a "un punto de acuerdo con un proyecto de presupuesto que compartimos ambas fuerzas políticas" y lo ha definido como "cómodo para nuestros planteamientos de ciudad y nuestros proyectos, por lo que se puede garantizar estabilidad a los ciudadanos".

A vueltas con las «líneas rojas»

Por su parte, San Martín ha matizado que se ha alcanzado un acuerdo porque "el equipo de Gobierno ha aceptado todas las enmiendas que solicitábamos, incluidas las cuatro líneas rojas para su aprobación".

Entre las distintas enmiendas que se incluirán en el presupuesto, ha mencionado la redacción del proyecto de la pasarela del barrio de Los Lirios "y si pueden comenzar las obras, también se empezarán a ejecutar"; y la conversión de calles con velocidad limitada a treinta kilómetros por hora para ciclistas, dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

Las líneas rojas aceptadas, ha recordado, son transformar la Casa del Cuento en un edificio "polivalente y poligeneracional"; y ampliar "primero" el escenario del Teatro Bretón y, "posteriormente, comprobar si es necesaria o no la ampliación con más salas utilizando el edificio de los Juzgados".

Se ha referido a que la tercera "línea roja" aceptada ha sido no ejecutar el Corredor de Ebro "hasta que tengamos la financiación necesaria de los Fondos Europeos y del Ministerio de Medio Ambiente"; y por último, la conexión de Avenida de La Sierra, desde la calle Sequoias hasta Lardero.

En total, el PP ha aceptado cuarenta enmiendas por valor de 4,1 millones de euros, "dirigidas a construir ciudad, hacer barrio y dejar la impronta naranja en los presupuestos", ha añadido San Martín, quien ha resaltado "la necesidad de negociar y dialogar para mejorar la ciudad y la calidad de vida de los ciudadanos".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos