Las empresas más molestas para los vecinos deberán dejar antes la zona oeste

Avenida de Burgos, con fábricas a ambos lados de la calle. /Sonia Tercero
Avenida de Burgos, con fábricas a ambos lados de la calle. / Sonia Tercero

El concejal de Desarrollo Urbano avanzó a los vecinos de la zona Oeste el plan para el desarrollo de los 'Peris' en zonas con usos industriales

Á. A. LOGROÑO.

El Ayuntamiento avanzó esta semana a los vecinos de la zona Oeste su plan para el desarrollo de los Planes Especiales de Reconversión Industrial (Peri) en zonas donde todavía hay usos industriales, como avenida de Burgos, donde se prevé llevar a cabo actuaciones provisionales que permitan los tránsitos peatonales y faciliten ir caminando a a la ciudad. Será, en cualquier caso, en tramos municipales, ya que para el resto habrá que conseguir la autorización de las empresas implicadas, vía convenios que permitan la ocupación de los terrenos. Los responsables municipales trasladaron esta semana a los representantes de las asociaciones de vecinos de El Arco, Yagüe, Valdegastea y el entorno del Parque de Los Enamorados su intención de aprobar en pleno, «en abril como muy tarde», las directrices necesarias para ordenar y proyectar los 'Peris' que fueron aprobados en 1992 y vencieron en el 2016, y comenzar así a trabajar en las medidas que permitan avanzar en el desarrollo urbanístico pendiente en un sector cada vez más poblado.

El concejal de Desarrollo Urbanístico, Pedro Sáez Rojo, ya advierte, sin embargo, que nadie piense que la vía va a quedar totalmente urbanizada con sus divisiones y aceras y sus jardines, «al menos no será hasta el 2024, cuando expiren los otros 'peris' pendientes». Respecto a los ya vencidos, subrayó que lo que habrá que realizar en las próximas semanas es priorizar y determinar qué empresas son las que más molestan o los pabellones que están en peor estado de conservación, si bien ya adelanta que la fábrica de productos para piscinas y desinfección de agua potable de la calle Eibar será una de las primeras en someterse a la nueva «y exigente» normativa municipal». «Es evidente que hay que actuar, es un pabellón que corta la calle y está rodeado de viviendas. Como el resto de empresas, conoce sus circunstancias. Han tenido 24 años para trasladar su actividad y saben que el suelo ha pasado a ser de uso residencial». Una advertencia que hace también al resto de empresas. En este punto, Sáez Rojo indicó que las empresas están a tiempo de coger las riendas y, si no, «el Ayuntamiento está en disposición incluso de actuar subsidiariamente».

«Avenida de Burgos no podrá estar totalmente urbanizada hasta que venza el 'Peri' del 2024» Pedro Sáez Rojo Concejal de Desarrollo Urbano

«Por fin, las fábricas se han dado cuenta de que no hay vuelta atrás y deben tomar medidas» Alfonso Puente Presidente de los vecinos de El Arco

La reunión, que el edil enmarcó dentro de los encuentros habituales que mantienen con los vecinos afectados por los 'Peris', se desarrolló a petición de la Federación de Vecinos de La Rioja, donde según informaban a este periódico, cada vez son más las quejas recibidas de vecinos afectados por el retraso en la salida de determinadas fábricas del entorno de sus viviendas. Entre todas la más señalada es el pabellón de pinturas de la calle Eibar, «muy próximo a una guardería».

«Es un peligro permanente, habría que actuar ya», advierte Alfonso Puente, presidente de la Asociación de Vecinos de El Arco. Contundente hasta ahora en sus críticas por la falta de accesos peatonales a Logroño desde avenida de Burgos, en esta ocasión y, tras el encuentro con los responsables municipales, el representante vecinal se mostraba satisfecho y confiado.

«El Ayuntamiento ha realizado un trabajo concienzudo, pendiente solo de algún fleco. Nos han avanzado mejoras en aceras y viales de las calles Manresa y Toledo, en el parque de Yagüe, también desde avenida de Burgos hasta Alfonso VI», explica y añade: «Por fin, se está moviendo algo y, sobre todo, las fábricas se han dado cuenta de que no hay vuelta atrás y deben tomar medidas». «Que quede claro que desde la asociación no queremos echar a nadie, no se trata tanto de echar como de mejorar la habitabilidad y la tranquilidad de esta zona de la ciudad», resume.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos