Los efectos del consumo de alcohol en la calle

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

La normativa logroñesa para frenar el botellón y las despedidas de solteros en la que se está trabajando no prohibe expresamente el consumo de bebida en la calle, hábito en el que hay una larga tradición en más de una calle logroñesa, pero sí las conductas excesivas que pueden derivarse del mismo. Se trataría de controlar más las despedidas con atuendos o comportamientos inadecuados y que alteren la convivencia y de evitar las aglomeraciones de personas consumiendo alcohol en la calle de forma que no respeten el derecho al descanso de los vecinos, no permitan el uso normal del espacio público o lo dejen todo perdido de sucio. La parte de la normativa salmantina que chocó en los tribunales se refería a los atuendos, disfraces que atenten contra los derechos fundamentales por entender que ya se regulaba en el Código Penal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos