Logroño aprueba sus presupuestos

La partida de 171,3 millones para 2018 sale adelante con el apoyo del PP y C's, la abstención de PR+ y el 'no' de PSOE y Cambia

LA RIOJA

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha destacado la "responsabilidad" del grupo municipal de Ciudadanos (C's) por respaldar el proyecto de presupuesto municipal de 2018 y así dar estabilidad a la ciudad.

Gamarra ha hecho estas manifestaciones para cerrar el Pleno del Ayuntamiento de Logroño en el que se ha aprobado el presupuesto municipal para 2018, de 171,3 millones de euros, a los que se suman diez de la sociedad municipal Logroño Deporte, según informa Efe. El presupuesto ha sido aprobado con los votos a favor del PP y Ciudadanos, los contrarios del PSOE y Cambia Logroño y la abstención del PR+.

La alcaldesa ha insistido en que "quien ha querido ha aportado su grano de arena" a este proyecto, en alusión a Ciudadanos, "porque el mensaje es que hay que acordar y esto es un ejemplo de eso". "No es lo mismo gobernar en mayoría que en minoría y eso exige más trabajo de quien gobierna", ha explicado la alcaldesa, para quien este presupuesto se enmarca en "una legislatura diferente, en la que en el pleno hay cinco grupos y hay que ser capaces de garantizar la estabilidad a los logroñeses".

Para ella, "la madurez política es saber dialogar, negociar y llegar a acuerdos que son necesarios" y "Ciudadanos ha dado un paso al frente para buscar más infraestructuras y servicios para Logroño", con lo que "el que ha tenido responsabilidad ha apoyado y el que no, ha dicho algunas cosas que no sostienen".

Además, ha destacado que "este es el presupuesto que menor rechazo va a tener", en alusión a la ausencia de un concejal socialista (Vicente Ruiz) y de la edil que no ha tomado posesión en Cambia Logroño (Marina Blanco), con lo que solo se han emitido nueve votos en contra.

Antes de la intervención de Gamarra, la concejala de Hacienda, Mar San Martín, ha definido el proyecto como "realista, estable y ambicioso" y ha resaltado que las inversiones "tendrán menos dependencia de la venta de suelo", ya que el 56 % de las previstas están garantizadas por otros conceptos y un 14 % por venta de parcelas ya en marcha.

El capítulo de personal aumenta para "recoger un previsible aumento del 1 % de los salarios", entre otros capítulos; y el gasto corriente crece por la actualización de algunos contratos.

"Un acto de fe"

La portavoz del Grupo Socialista, Beatriz Arraiz, ha calificado el presupuesto como "un acto de fe" y "una mala copia del de 2017" y ha asegurado que "hay inversiones que no están garantizadas". Ha acusado al equipo de Gobierno y a Ciudadanos de no ser claros respecto a los ingresos por el Impuesto de Bienes Inmuebles, que "no va a bajar, como dice, sino que va a subir, y de hecho, prevén ingresar dos millones de euros más por ello".

También ha afirmado que estos presupuestos no contemplan el arreglo de la cubierta del Centro de la Cultura del Rioja, recorta la partida de seguridad vial y no hay una asistencia técnica para construir un polideportivo en Siete Infantes de Lara. "Este es un presupuesto falso, de un Gobierno agotado que trata de justificarse con ingresos que no se van a cumplir e inversiones que no se van a hacer", ha concluido.

El portavoz de Cambia Logroño, Gonzalo Peña, ha coincidido en que "estas son unas cuentas de fantasía", en las que "venden de nuevo proyectos para no hacerlos y tampoco atienden necesidades reales de los ciudadanos". "Cuando hablan (desde el PP) de estos presupuestos de fantasía, no se refieren a un recorte del 26 % en el área de Medio Ambiente y de 200.000 euros en las ayudas de empleo", ha afirmado Peña, quien también ha criticado a Ciudadanos por "una forma de actuar que solo se explica porque son parte del equipo de Gobierno".

"Un día le llaman 'pagafantas' al equipo de Gobierno y al día siguiente pactan los presupuestos", ha criticado, por lo que, "en realidad, hay que dar la enhorabuena al PP por ser los mejores trileros de la ciudad".

Su homólogo de Ciudadanos, Julián San Martín, ha cuestionado a los otros grupos de la oposición sobre si "prefieren que se prorroguen los presupuestos de 2017, con lo que supondría para muchos proyectos". "Paralizamos más Logroño", ha preguntado, y ha considerado que "lo fácil hubiera sido votar no" a las cuentas de 2018, aunque ha incidido en que "este no es cheque en blanco, haremos seguimiento de las enmiendas", en alusión a los proyectos que han introducido en el presupuesto.

San Martín ha subrayado que Ciudadanos ha apoyado el proyecto "por estabilidad económica y política", lo que "genera confianza y seguridad jurídica, y así se puede crecer y crear empleo".

El concejal del Grupo Mixto, el regionalista Rubén Antoñanzas, se ha abstenido, pero ha dedicado su intervención a criticar un presupuesto que no es "ni es realista, ni estable, ni ambicioso, repite errores de otros años" y "está financiado de forma artificial". Ha asegurado que el equipo de Gobierno, con este proyecto, "ha buscado el no del PR+" y ha acusado al Gobierno local de "falta de altura política para buscar acuerdos" porque "en cuanto han tenido el apoyo mínimo" -el de Ciudadanos- no han buscado más".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos