Deporte, diversión y verano en Las Norias

El monitor de Acuaerobic, Javier Martínez, guía a los participantes :: sonia tercero
El monitor de Acuaerobic, Javier Martínez, guía a los participantes :: sonia tercero

Las actividades están destinadas, en su mayoría, a todos los públicos y son gratuitas para todos aquellos que acudan a Las Norias

GEMMA BENITO/J.E.

Una tarde de julio en la que el sol calienta pero también juega a esconderse con las nubes, el olor a crema llega a cualquier punto de Las Norias, que vuelve a ser el centro de los ejercicios ocio-deportivos un verano más. En uno de los paneles de corcho de las piscinas municipales aparece un extenso programa de actividades, totalmente libres y gratuitas, tanto para abonados como para usuarios esporádicos. Están orientadas, por lo general, a todas las edades salvo algunas excepciones, como el yoga, que es a partir de 17 años, o el paddle, el golf o la esgrima, que sólo se puede practicar desde los 8.

Una de las actividades con más adeptos es el aquaeróbic, aunque al final son más los que empiezan que los que terminan. La actividad comienza con mucha gente, pero a medida que pasan los minutos, el grupo que sigue los pasos del monitor Javier Martínez Lozano se reduce. «La gente se entrega, pero siempre hay un poco de todo. Estas actividades al aire libre van más de diversión y al final la gente se lo acaba pasando bien, que es de lo que se trata», explica Javier. Lidia, una joven participante en el aquaeróbic, lo practica motivada por su hermana. «He visto a un montón de gente y he dicho: ¡pues a probar!», cuenta. Rita, otra aficionada, afirma que le motiva hacer este tipo de actividades. De hecho, «practico aquaeróbic también en invierno»; «me divierte, me gusta y me favorece», sentencia.

Otro programa, el denominado 'Miércoles en Las Norias', está dirigido a los niños. Cada miércoles del mes, la actividad varia. Desde hinchables hasta fiestas de espuma. Pero que los niños sean los protagonistas, no implica que sean los únicos que disfruten. Rosa, abuela de una de las niñas que participa en la jornada de hinchables, apunta que le gusta ver a su nieta «saltar y disfrutar de estas actividades que no en todos los sitios hay». Por su parte, Eduardo Flores, monitor de los hinchables, relata que «al final te lo acabas pasando bien viendo al resto disfrutar». Respecto a la afluencia, señala que «depende, en parte, del resto de actividades que se realicen».

«He visto a un montón de gente y he dicho: ¡Pues a probar!»

De entre toda la oferta, la de piragüismo es la única que se realiza por la mañana, y los protagonistas son, normalmente, los niños «aunque también se acerca algún adulto», detalla una de las monitoras, Minerva Peñalba. También comenta que esta es una «actividad de divulgación» que se realiza todos los años en este complejo. Ve interés en los participantes pero matiza que «al ser en la piscina, se queda un poco corto; como iniciación está muy bien para los niños y para que conozcan deportes más allá del fútbol». Personalmente, Minerva «se lo pasa muy bien» porque le gusta la naturaleza y los deportes de aventura. De hecho, practica además la escalada, actividad de la que también es monitora.

Dos niñas, nada más salir, exclaman ante su madre: «¡nos lo hemos pasado muy bien!». La progenitora asiente y no duda en afirmar que «toda actividad que se haga en la piscina es siempre un éxito y los niños lo disfrutan mucho». Aquí no importan las caídas, es más, son hasta refrescantes. Lo importante es remar hacia adelante y la dirección es lo de menos.

Fotos

Vídeos