Denuncias, multas y difícil consenso tras cinco meses

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

«Soy vecino de Bretón de los Herreros y lo de tener más de seis horas seguidas sin ruidos en esta calle es imposible, y el responsable de hacer que esto ocurra, el Ayuntamiento de Logroño, no hace cumplir la normativa vigente, la cual, además, es muy revisable». Es la última de las denuncias remitidas a Diario LA RIOJA sobre el problema de las terrazas, protestando por la situación de 'manga ancha' con los locales de la zona. «Sanciones ha ha habido y sigue habiendo», precisa Eduardo Pérez-Pedrero, presidente de la recién creada Hostelería Unida de Logroño (HUL). «Denuncias hasta por tener tres sillas sacadas de la marca», apostilla Francisco Martínez-Bergés, presidente de Hostelería Riojana de la FER. Desde el Ayuntamiento de Logroño, mientras tanto, se insiste en que, cinco meses después, se continúa trabajando para consensuar las modificaciones precisas («poner orden al desmadre», en palabras de 'Logroño sin Ruidos') «con el mayor número posible de grupos municipales e incluyendo buena parte de las demandas de hosteleros, comerciantes, vecinos y CERMI».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos