Denuncian una nueva agresión homófoba en plena Gran Vía de Logroño

R.G.L. LOGROÑO.

La presidenta de Marea Arco Iris, Deborah Pimentel, denunció ayer haber sido víctima, junto a su novia, de una agresión homófoba en pleno centro de la capital riojana, en la Gran Vía.

Deborah Pimentel, que la víspera ya había censurado a través de Facebook los hechos, explicó ayer, en declaraciones a Diario LA RIOJA, que la agresión se produjo el martes a las 19.15 horas junto a la oficina del BBVA y un puesto de la ONCE y muy cerca de Vision Lab y Santos Ochoa. «Mi novia y yo nos dimos un beso y de repente un tipo de complexión fuerte, alto, de pelo rizado y que vestía vaqueros, nos intentó dar un puñetazo al grito de hijas de la gran puta», relataba la presidenta de Marea Arco Iris, quien lamentó no haber visto la cara del agresor.

«Instintivamente le bajé el brazo y solo me rozó la cara, pero no fui capaz de verle el rostro ni de seguirle porque me eché a llorar de rabia e impotencia», explicaba ayer mientras trataba de averiguar si en los citados negocios hay cámaras que hubiesen captado alguna imagen para interponer denuncia ante la Policía. Ésta es la segunda agresión de este tipo en un mes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos