De una demanda por ruidos a una por ilegalidad urbanística

Lo que empezó siendo una demanda centrada en los ruidos existentes en Siervas de Jesús tuvo continuidad en otra que incidía en la concesión de licencia a una discoteca en un sótano en suelo residencial «fuera de ordenación urbanística», según ya denunciaron los vecinos en el 2012 -Bretón de los Herreros 33 se retiró del proceso durante el mismo-. El Ayuntamiento, en todo momento, salía al paso de la situación asegurando que todo estaba en orden y se ajustaba a la ley. La sentencia, del pasado 15 de mayo y a la que ha tenido acceso Diario LA RIOJA, prueba que la envergadura de la ampliación convirtió la discoteca preexistente «en otra discoteca diferente» (aumento de aforo incluido) y que a la discoteca resultante «ya no podía aplicársele la norma de derecho transitorio». Y es ahí donde pone negro sobre blanco lo que viene defendiendo la comunidad de propietarios desde hace seis años: «Si se hubiese tramitado un expediente nuevo, la licencia no se podría haber otorgado porque el Plan General Municipal de Logroño desde 1985 recoge la imposibilidad de funcionamiento de la actividad de discoteca en un local sótano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos