Lo que cuestan los marranos

Uno de los puntos de vertido incontrolado. Abajo, aspecto que presenta después de ser limpiado.  :: ayto. de logroño/
Uno de los puntos de vertido incontrolado. Abajo, aspecto que presenta después de ser limpiado. :: ayto. de logroño

El Ayuntamiento ha tenido que invertir 53.000 euros para limpiar los residuos incontrolados en terrenos de la capital

LA RIOJA LOGROÑO.

La limpieza de los vertidos incontrolados en Logroño durante el pasado año supuso al Ayuntamiento un coste de 53.000 euros, concretamente por la recogida y gestión de 1.326 metros cúbicos de residuos, en su mayoría procedentes de la construcción y demolición. El concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, ofreció ayer estos datos en una rueda de prensa sobre la primera campaña de limpieza de los puntos de vertido incontrolado en la capital riojana que se ha llevado a cabo durante este año, entre el 1 y 7 de febrero.

Durante esta campaña, precisó el responsable, se han retirado 520 metros cúbicos de residuos, algo que «aunque no se trata de un problema grave de contaminación ambiental, sí es desagradable por su afección al paisaje y a la naturaleza».

Recordó que cada año se llevan a cabo dos intervenciones para retirar los residuos incontrolados, ya que «algunos no saben gestionarlos de la manera adecuada y los depositan en caminos, cunetas, descampados y otras zonas de la ciudad».

Al margen de las zonas habituales donde «lamentablemente» se depositan estos residuos, indicó Ruiz Tutor que en estas campañas se incluyen otras resultantes de la inspección llevada a cabo por técnicos municipales y otros puntos comunicados por la Dirección General de Aguas y Medio Ambiente y por la Policía Local.

Lugares afectados

Entre otras, las zonas atendidas durante la primera campaña de recogida de residuos incontrolados de este año han sido camino viejo de Oyón; camino de la cárcel; monte del Corvo; La Grajera y cercanías; monte Cantabria y camino Santiago; el cementerio y caminos de huertas de Varea; La Portalada III y el entorno del vertedero.

Sin embargo, el edil de Medio Ambiente destacó la «tendencia descendente en cuanto a la cantidad de residuos que se retiran de manera incontrolada», debido a que en los últimos años «ha aumentado, de forma sobresaliente, la concienciación ciudadana de respeto al medio ambiente».

También dijo que se ponen «verjas y vallas» en los lugares más habituales que suelen transformarse en vertederos incontrolados para «evitar que tiren residuos o al menos, ponerlo más difícil».

Además, señaló la «importante labor» de vigilancia de la unidad de Medio Ambiente de la Policía Local, quien cada año lleva a cabo decenas de intervenciones con sus correspondientes denuncias, con multas que oscilan entre los 600 y los 900 euros. No obstante, lamentó que «tengamos que seguir gastando dinero público para limpiar lo que solo unos pocos estropean», ya que la ciudad dispone de una red de puntos limpios móviles y uno fijo donde para depositar estos residuos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos