El Consistorio reduce en un 80 por ciento el uso de fitosanitarios para acabar con las plagas

Parque de los enamorados./Antonio Díaz Uriel
Parque de los enamorados. / Antonio Díaz Uriel

Se han puesto trampas para atraer a los topos en Valdegastea y San Antonio y se han fumigado espacio la plaza de Santa Teresa o los parques de Horcajo

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

El concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, ha informado de las actuaciones que se realizan en los parques y jardines de la ciudad de Logroño para combatir las plagas y enfermedades que afectan a las zonas verdes, entre ellas la procesionaria del pino, y ha detallado los métodos de control llevados a cabo en la última campaña de 2017.

Según ha defendido, desde el Consistorio ha habido una apuesta decida por sustituir los tratamientos fitosanitarios por tratameintos biológicos. Así, desde 2010, ha dicho, se ha reducido en un 80 por ciento el uso de productos de origen sintético en el control de plagas, entre ellos ha destacadolos empleados para evitar las procesionarias, llamadas así por aparecer en fechas próximas a la Semana Santa.

Así, ha señalado que el procedimiento que se sigue en la actualidad para combatir esta plaga (lepidópteros que utilizan como huésped los pinos y cedros) tiene que ver con la separación de los machos de las hebras para evitar su reproducción. Es lo que ha denominado 'colocación de feromonas sexuales'. «Se está fomentando el uso de feromonas como una herramienta para conocer la curva del vuelo de la mariposa. El uso de esta técnica permite saber con antelación el momento en que se va a producir la eclosión de los huevos, que suele ser entre 30-40 días después del vuelo y, por lo tanto, determinar con bastante exactitud el momento en el que deben realizarse los tratamiento químicos. También se utiliza la feromona sexual como método de control mediante captura masiva».

Parque del Ebro y Seminario

Este es un método que se está desarrollando estos días. Hasta ahora el control se había centrado en el Parque de La Ribera y el Ebro, pero esta vez también se ha extendido al Seminario.

Más, adelante durante los meses de diciembre, enero y febrero, se realizan labores de vigilancia y eliminación de aquellas bolsas de procesionaria que están accesibles tanto para operarios a pie con pértigas como para maquinaria con pluma-cesta para las bolsas más elevadas. Es el caso de que la altura del arbolado no permita cortarlos, los bolsones se rompen por disparo de balines, mediante carabinas de gas comprimido. Estos balines tienen incorporado un insecticida. Durante esta campaña se han utilizado 1.000 balines.

Ruiz Tutor también ha explicado otros métodos de control que se utilizan en las zonas verdes de Logroño para las diferentes plagas. Entre las técnicas más usadas ha destacado las siguientes: utilización de depredadores, parasitoides y otros organismos vivos que son capaces de controlar de manera natural las plagas que atacan a nuestras plantas, sin perjudicar el medio ambiente. Durante 2017, las actuaciones por parte del Ayuntamiento de Logroño han sido las siguientes: suelta de Aphidius Colemani en el parque del Ebro para el control de pulgón de catalpas; fumigación en espacios como la plaza Teresa de Calcuta para el control de galeruca olmos, y en el Parque del Horcajo y Enamorados...

Otros métodos consisten en la inyección del producto fitosanitario y abono directamente en el sistema vascular de la planta. Este tratamiento se ha utilizado en los alcorques de Avenida de Burgos, donde también se han plantado gramíneas para que sirvan de reservorio a insectos depredadores.

Además, durante esta campaña se han dispuesto trampas para topos en Valdegastea y en el Parque de San Antonio. Tambien se han fumigado espacios como la plaza de Santa Teresa o los parques de Horcajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos