El Consistorio anuncia que hay negociaciones con los Bomberos, pero estos lo niegan

Á. A.

logroño. El portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, señaló ayer que el Ayuntamiento ha retomado las «negociaciones» con la Policía Local y Bomberos para ofrecer «nuevas alternativas con las que satisfacer sus necesidades retributivas a cambio de mejoras en el servicio». En este sentido, señaló que el martes se celebró una nueva negociación con los Bomberos de Logroño y mañana se llevará a cabo una segunda mesa negociadora con la Policía Local «para, entre todos, alcanzar un acuerdo».

En referencia a los Bomberos, indicó que se ha ampliado la plantilla con un nuevo funcionario fijo y cuatro interinos más para «alcanzar los 60 bomberos». También aseguró que «se cubrirá cualquier baja prolongada para que no puedan alegar que faltan efectivos, porque no es así». Destacó que no dejan de plantear propuestas como ampliar los turnos e incluir la guardia localizada como concepto obligatorio.

Por su parte, el portavoz sindical de los Bomberos, Javier Villena, realizó una lectura muy diferente sobre estas «negociaciones», que, a su juicio, no son tales, «porque no generan actas y no asiste ningún miembro del equipo de Gobierno, tan sólo el jefe del Parque y el abogado del Ayuntamiento, ambos sin capacidad de decisión». A su juicio, la plantilla sigue incompleta, no son los 60 señalados, se siguen sin cubrir las bajas y no se cumplen los procedimientos de seguridad. «No hay punto de encuentro porque pretenden mantener las guardias localizadas: yo, por ejemplo, tengo vacaciones la próxima semana, pero tengo que estar localizado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos